El 'semáforo' cumple y Salamanca presenta su 'candidatura' a una desescalada que la UCI sigue negando
Cyl dots mini

El 'semáforo' cumple y Salamanca presenta su 'candidatura' a una desescalada que la UCI sigue negando

Salamanca rebaja del nivel máximo uno de los indicadores de hospitalización y ya cumpliría con los criterios del 'semáforo' para bajar a nivel 3 y recuperarse de restricciones. El lunes se decide y el gran obstáculo sigue siendo la UCI.

El 'semáforo' de Salamanca cumple con los criterios fijados inicialmente en el panel de indicadores para bajar un nivel y recuperarse de algunas restricciones, pero la situación de UCI, todavía bastante complicada, es el principal obstáculo para que la provincia inicie una desescalada que la Junta decide este lunes y a la que es candidata desde ya con el principal obstáculo de las camas de críticos. A partir de ahora, la decisión está en manos del gobierno regional que, con las cifras en la mano, tiene una papeleta importante.

 

Salamanca era una de las pocas provincias en las que la ocupación de planta hospitalaria estaba en el nivel de máximo riesgo, el muy alto pintado en granate. Había que bajar del 15% de ocupación y lo ha hecho este sábado tras rebajar de golpe cuatro puntos: la clave, que se han contabilizado hoy 32 altas. Con 76 pacientes en planta, el complejo hospitalario está como estaba a mediados de enero cuando empezaba a intuirse la subida vertical de enfermos: llegó a estar con 301.

 

Tras este paso, el 'semáforo' de Salamanca cumple con los criterios prefijados para bajar a nivel 3 y recuperarse de algunas restricciones. En condiciones normales, así deberia ser, pero la Junta ha aplicado un principio de máxima prudencia y decidirá el lunes con un criterio superior: la situación de UCI.

 

Es cierto que la unidad de críticos sigue muy llena, aunque han mejorado mucho en los últimos días todas las de Castilla y León. En Salamanca hay, no obstante, un paciente más en UCI este sábado y ese sigue siendo el principal obstáculo: son 22, muy lejos de los 6 con los que arrancó la tercera ola, cuando ha llegado a tener el doble (44) y su ocupación según el semáforo siguen rozando el 30%: está por encima del 25% de seguridad que quiere la Junta.

 

Pero el caso es que, con las normas en la mano, Salamanca cumple y está para bajar a nivel 3. Tiene todos sus indicadores del bloque I (incidencia y pruebas) por debajo de riesgo muy alto y, con el de planta, uno de los del bloque II, que evalúa la presión hospitalaria. Según las normas, en esas condiciones está para nivel 3. De hecho, si baja del 10% de ocupación en planta, dato del que está a punto y medio, estaría incluso para nivel 2. La gran pregunta: ¿se va a hacer?

 

La Junta tomará la decisión este lunes y ya ha especificado cómo lo hará. Se contempla hacerlo por provincias, y hoy por hoy sólo Soria estaría fuera de los criterios; se tendrá en cuenta la ocupación global de UCI, del 40% en el semáforo para toda Castilla y León, lo que complica la desescalada para todos. Y si se abre la mano será con más vigilancia (y multas) a las mascarillas, los aforos y las distancias.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Noticias relacionadas