El 'semáforo' Covid de Castilla y León, por debajo de 300: las malas y buenas noticias
Cyl dots mini

El 'semáforo' Covid de Castilla y León, por debajo de 300: las malas y buenas noticias

La incidencia acumulada baja por primera vez de 300, pero hay tres provincias por encima de ese nivel todavía. Empeoran los indicadores de pruebas diagnósticas: hay más positivos y menos trazabilidad.

La incidencia del COVID-19 en Castilla y León deja atrás la barrera de los 300 casos y se sitúa ya en los 294,68 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, tras un nuevo descenso de 21 infecciones. También en la última semana la evolución es positiva, con una rebaja hasta los 111,94 casos, si bien la Comunidad sigue en el nivel 4, de máximo riesgo.

 

De esta forma, Burgos continúa siendo la provincia más afectada con una tasa de 513,79 casos, 24 menos que este domingo, por delante de Palencia, con 428 (uno menos). Por encima de la media autonómica, además de Burgos y Palencia, se sitúa Zamora, con 361,08 (-37). Le siguieron Soria, con 289,95 (-37) y Valladolid, con 279,47 casos (-31).

 

En mejor posición se se encuentran Ávila continúa presentando la mejor situación con 140,19, cuatro menos que ayer, por delante de Segovia, con 152,81 (-9), provincia que se mantiene en nivel 3 -riesgo alto-. León, que se mantiene por debajo de la media autonómica, redujo 19 casos con relación al lunes, y se queda con una tasa de 260,65, mientras que Salamanca, con 170,24, tras una reducción en las últimas 24 horas de 14.

 

Por su parte, la incidencia acumulada en siete días experimentó una caída también de forma generalizada en todas las provincias, de manera que en la Comunidad se situó en los 111,94 casos, once menos ayer. Segovia presenta los mejores resultados con 52,90, por delante de Ávila (55,82) y Salamanca con 62,70. En Soria sube hasta los 97,03 casos, mientras que en León se redujo hasta los 94,57. Palencia desplaza a Burgos y alcanza los niveles más altos con 198,16, mientras la provincia burgalesa se queda en 168,58, por delante de Zamora, con 130,98 y Valladolid 111,94.

 

En cuanto a la incidencia del COVID-19 en el colectivo de mayores de 65 años por cada 100.000 personas en los últimos 14 días, otro de los criterios valorado para la desescalada, descendió por debajo de la barrera de los 333,92 17 menos que ayer; al igual que ocurre en el caso de la incidencia en siete días de este colectivo, que baja hasta los 127,03 casos, 14 menos.

 

A su vez, la positividad global de las pruebas diagnósticas subió y pasó del 6,7 por ciento registrado ayer al 9,44 por ciento, mientras que la tendencia de la trazabilidad se redujo de nuevo y pasó del 68,69 por ciento al 61,47 por ciento.

 

Índice de reproducción

En cuanto al índice de reproducción del virus en la Comunidad, el promedio de personas que cada persona contagiada puede llegar a infectar, subió dos centésimas con relación a los valores de ayer, hasta el 0,75 por ciento. Ávila presenta el nivel más alto con un 0,89 por ciento, por delante de Burgos, Palencia y Salamanca (0,79 por ciento), Zamora (0,76 por ciento), Soria y Valladolid (0,73 por ciento), León (0,69 por ciento). Y Segovia que presenta el índice más bajo, un 0,57 por ciento.