El segundo proyecto de Chema Aragón en Guijuelo, camino del fracaso

Chema Aragón y Mateo García, en la grada del Municipal

El director deportivo del CD Guijuelo está fracasando en su intento de seguir la línea de los últimos años en el club. Su labor está cada vez más en entredicho y Mateo García, sobre el que se quiere cargar toda la responsabilidad, no es el único culpable de la situación del equipo.

El segundo proyecto del director deportivo y 'jefe de prensa' del CD Guijuelo, Chema Aragón, va camino del fracaso. Y es que, cuando han transcurrido ya 14 jornadas de Liga, el equipo tan solo suma 14 puntos y no da síntomas de recuperación, al menos por el momento. 

 

Por ello, y con 24 jornadas aún en juego, el equipo tiene tiempo más que de sobra para poder revertir una situación más que complicada y que ya vivieron en campañas anteriores equipos como el Real Avilés y la SD Compostela, que consumaron su descenso a Tercera.

 

No en vano, la plantilla, formada para estar en los puestos de arriba y con jugadores de mucha calidad para esta categoría, ve por contra como adolece de carácter y de jugadores llamados a ser importantes como Ayub, cuya lesión trastocó los planes del cuerpo técnico y que la dirección deportiva no ha sido capaz de sustituir.

 

También se dio salida a Carlos de la Nava sin reemplazo alguno, mientras que a Piojo se le invitó a salir del club una semana antes del cierre de mercado de fichajes, en una gestión deportiva que deja bastante que desear.

 

Por ello, el director deportivo, Chema Aragón, está entre la espada y la pared a la hora de tomar, junto a Jorge Hernández, la decisión de destituir o no a Mateo García; y si no se ha hecho ya es por el hecho de no asumir el fracaso como propio, ya que fueron ellos los que eligieron al técnico natural de Béjar para dirigir este nuevo proyecto que va camino del fracaso.

 

Así las cosas, el club, que ya ha valorado un cambio en el banquillo, aún no se ha pronunciado ni ha hablado en lo que va de temporada sobre ninguno de los aspectos del club. Las altas esferas y la dirección deportiva únicamente se han preocupado de la Copa del Rey, (algo que generará cuantiosos ingresos para el club), pero han dejado de lado una Liga que es la que 'da de comer' al equipo y la que marcará su futuro.

 

Bastaba con ver la cara de circunstancias de Chema Aragón en Mieres tras la nueva derrota frente al Caudal Deportivo para darse cuenta de la difícil situación del club, y más si encima ésta es responsabilidad del director deportivo, que no quiere asumir como suyo el fracsaso de este proyecto, al menos por el momento.

 

Esta situación llama aún más la atención porque desde el club nadie ha hecho ningún tipo de declaración y han dejado que toda la responsabilidad de la situación del equipo recaiga sobre Mateo García (que tiene y mucha), pero no es ni mucho menos el único responsable. En Izarra, se juega su futuro en el Guijuelo.

 

LA COPA NO SALVA LOS MUEBLES

 

Por su parte, el hecho de que el equipo haya logrado pasar tres rondas de Copa de Rey no quita importancia a la situación deportiva en Liga, con un equipo que ha perdido la identidad y que carece del carácter de otros años, además de una dirección desde el banquillo que no transmite tranquilidad.

 

Además, el dinero en el fútbol no lo es todo y parece que esta temporada es lo único que importa con la Copa del Rey. Ahora llega un doble enfrentamiento en Copa, con partidos de Liga en el medio, que son los que ahora mismo importan.