El sector del ocio nocturno califica de "burla" el plan de rescate del Gobierno a la hostelería
Cyl dots mini

El sector del ocio nocturno califica de "burla" el plan de rescate del Gobierno a la hostelería

Unos 800 trabajadores del sector hostelero y ocio nocturno catalán se concentran en la plaza Sant Jaume de Barcelona en protesta contra las restricciones aplicadas a causa del Covid-19, el 21 de diciembre de 2020.

El sector del ocio nocturno ha calificado de "burla" y "de tomadura de pelo" el plan de rescate presentado este martes por el Gobierno para la hostelería, el turismo y el comercio.

En concreto, el sector, que está pendiente de conocer el informe económico y las cifras que deberían de sustentar este plan de ayudas, quiere denunciar la "mentira" de este plan por carecer de inversiones y de ayudas económicas.

De esta forma, España de Noche señala que la informaciónfacilitada por la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, se ha "limitado a acumular y manipular cifras y conceptos que prometen impacto económico en los sectores afectados, en lugar de exponer con rigor y claridad cuál es la inversión pública real del plan de medidas urgentes" a los sectores más afectados por el coronavirus.

El sector considera que los avales, la reducción de impuestos, las ayudas fiscales, entre otras, no suponen ninguna inversión pública directa para la Hacienda Pública, que hoy debería haber anunciado paraevitar la quiebra de las más de un 1,5 millones de pymes y autónomos de los citados sectores, y muy particularmente las del ocio nocturno y los espectáculos, ya que cada una de sus empresas acumula pérdidas de más de 300.000 euros, después de casi 10 meses en los que han tenido cerrada su actividad por imperativo legal.

Para España de Noche, los 4.200 millones de euros de impacto económico anunciado es una "auténtica tomadura de pelo", teniendo en cuanto que pretende anticipar el impacto favorable de unas medidas voluntaristas, pero sin ninguna consistencia ni magnitudes económicasconcretas, y que el propio Gobierno anuncia que tendrán impacto sobre apenas un 10% de las empresas turísticas.

De la misma forma, considera que es una "burla", porque es un plan de rescate que "llega con retraso y enmascarado", ya que su aprobación llega en coincidiendo con en vísperas de las fiestas navideñas, lo que deja escaso margen para la capacidad de respuesta o reacción.