El sector del español amenaza quiebra en Salamanca con la cancelación de miles de cursos por el coronavirus

Inauguración de los Cursos Internacionales

Las academias temen un desplome total de la actividad en verano tras las cancelaciones del 95% de los grupos previstos para las próximas semanas. El PSOE exige una respuesta y no descarta que se tenga que apoyar económicamente al sector.

El sector de la enseñanza del español en Salamanca, que agrupa a las academias, a Cursos Internacionales de la Usal y a cientos de empleos vinculados al sector, está en riesgo de quiebra por la crisis del coronavirus. Esta actividad económica, fundamental en la ciudad, ha visto como en las últimas semanas se cancelaban hasta el 95% de los cursos que traen a 35.000 alumnos al año lo que pone en serio riesgo la viabilidad de muchos negocios y la permanencia de cientos de empleos, además de tocar de lleno a actividades como la hostelería y el alquiler de alojamientos.  Por este motivo, el grupo municipal socialista ha pedido tomar medidas para paliar los daños a la economía local que puede generar una caída masiva del sector del español.

 

La crisis del coronavirus está dejando importantes cifras de infectados y ya los primeros muertos en España, pero además de la vertiente sanitaria, tiene un efecto económico y social preocupante. Y en el caso de Salamanca, el sector más afectado es el de la enseñanza del española que forman academias, la Usal, centenares de profesores y trabajadores y sectores vinculados. Según ha podido constatar el portavoz del PSOE, José Luis Mateos, muchas de las empresas del sector han visto como se anulaban casi todos los cursos previstos para las próximas semanas y temen por un desplome total, con debastadores efectos.

 

Ante esta situación, el PSOE ha impulsado una moción para aprobar en el pleno del Ayuntamiento de Salamanca, a la que se han sumado todos los grupos políticos, pero considera que hay que ir más allá. Además de "vehicular" hacia otras administraciones las peticiones del sector, Mateos considera que se deben tomar otras medidas de apoyo directo. Según ha explicado, una de las vías es la dotación de líneas de crédito para que las academias del sector privado puedan asegurar nóminas mientras se aclara la situación; otra alternativa son expedientes temporales de empleo para evitar despidos.

 

El asunto es tan complejo como el sector ya que afecta también a otras actividades subsidiarias como la hostelería, los servicios de alojamiento o de apoyo a los alumnos extranjeros, para las cuales se antoja más complicado habilitar ayudas desde las administraciones.