Actualizado 23:18 CET Versión escritorio
Salamanca

El Salmantino no encuentra el gol que haga justicia a sus ganas

Empate sin goles el Plantío para un CF Salmatino UDS que sumó más ocasiones que el Burgos en un duelo que controló menos en una fase del segundo tiempo. 

Publicado el 09.09.2018

Interesante encuentro el que esperaba en El Plantío entre dos equipos, dos proyectos, muy nuevos por la profunda renovación que han vivido durante el verano con un cambio radical en sus plantillas. Con tanto cambio era previsible que a ambos les costara arrancar, al menos en cuanto a resultados positivos, y así Burgos y Salmantino se presentaban en el duelo con un punto sumado de los seis posibles y ambos con ganas de ganar para coger impulso.

 

En la previa se hablaba de esa semejanza entre ambos y la realidad es que el partido, en sus primeros 45 minutos, hizo honor a la misma porque si estuvo presidido por algo fue por la igualdad. Muy pocas ocasiones, aunque ambos sí intentaron llegar al área con acciones combinativas y, sobre todo, con centros laterales, e intento vano por parte de ambos por hacerse dueño y señor del esférico. La realidad es que la posesión estuvo muy repartida en esos primeros 45 minutos que comenzó mejor el Burgos. 

 

Quiso el equipo local mandar de inicio y buscó llegar al área con acciones rápidas para los tres minutos generar su primera ocasión -la más clara del primer tiempo-. Cantero desde fuera del área chutó pero se marchó fuera. Amaro por parte del Salmantino también lo intentó desde la frontal con la misma suerte en el primer intento del equipo de José Miguel Campos que, poco a poco, fue controlando la mejor salida de su rival y se hizo con un mayor control del juego en la zona medular. 

 

Owusu era el jugador que más incomodaba a los defensas del Burgos, sorprendidos por su constante lucha y velocidad aunque le faltó más equilibrio en el área y también las llegadas de Pumar por la izquierda volvieron a ser la opción que con más asiduidad buscaba el equipo para intentar llegar al área. Con centros lo intentaban los dos equipos aunque resolvían las zagas y los porteros de ambos lados mientras pasaban los minutos sin poder hablar de disparos realmente peligrosos entre los tres palos. 

 

Fue justo antes del descanso cuando llegó la mejor ocasión hasta entonces y, como no, estuvo en pies de un omnipresente Owusu que, después de un recorte, disparó por encima del larguero.

 

Mucho más inocente fue el disparo que intentó nada más arrancar el segundo tiempo que apuntaba bien para el Salmantino que, sin embargo, vio como fue el Burgos el que hizo con el control del esférico recuperándolo muy rápido tras pérdida. En el 53 Goti perdonó a los de Campos porque recibió solo en el punto de penalti y chutó tan mal que el esférico se marchó fuera de banda.  

 

Un aviso del que tomó nota el equipo salmantino que se espabiló y en los minutos siguientes volvió a ganar en presencia, tanto en control de balón como frente a la portería de Saizar que se llevó un buen susto tras un disparo de Pumar que se marchó pegado al palo.  Aun más claras fueron las ocasiones poco después de Moussa y Armando en sendos remates consecutivos en una jugada que nació a balón parado. Apretaba, ahora sí, el Salmantino que había muchos 'mucha madera' sobre el campo buscando el gol. Y es que el partido sí que ya era para los visitantes que en los pies de Pablo González la volvió a tener pero no acertó a rematar bien en el mano a mano con el portero. Una respuesta puntual del Burgos llevó el ¡uy! a la grada porque, tras una buena jugada entre Elliot Gómez y Undabarrena, Goti quiso resolver con una vaselina sobre Aldecoa y el toque se le marchó ligeramente alto. 

 

Toma y daca en un tramo final de duelo muy abierto con reparto de llegadas y también de errores por precipitación en ambos lados porque los dos equipos lo intentaban con más corazón que ideas claras dejando en evidencia que no se conformaban con un punto y apostaban por los tres aunque a ninguno le llegó para conseguirlo.

COMENTARComentarios