El Salmantino le pone Caramelo a una tarde con sabor agridulce

Caramelo, autor de los dos goles del primer tiempo (Foto: De la Peña)
Ver album

Victoria del Salmantino UDS que aprovechó dos destellos de Caramelo para sacar adelante su duelo ante el Burgos Promesaas en un duelo en el que la afición mostró su total desacuerdo con la destitución de María Hernández y se volvió contra el presidente. 

FICHA DEL PARTIDO

 

SALMANTINO UDS: Rodri, Tyson, Coque, Tejedor, Mansour, Miguel Ángel, Caramelo (Jorge, min. 74), Juanan, Valentín (Zárate, min. 69), Martín Galván y Garban (Diego Franco, min. 38).

 

BURGOS PROMESAS: Alex, Vito, Ivo, Juan, Jairo, Moxano, Cosin (Cerezo, min. 60), Daxa (Marti, min. 74), Soto, Gallo y Zamora. 

 

ÁRBITRO: César Domínguez Zapatero.. Amarilla a Caramelo, Zárate

 

GOLES: 1-0, min. 28, Caramelo. 2-0, min. 30, Caramelo. 2-1, min. 80, Cerezo. 

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 8 de Liga disputado en el estadio Helmántico. 

La primera duda a despejar era si habría o no revolución en el once inicial, cosa complicada porque ni ha habido tiempo para que el míster interino experimente ni parecía lo más adecuado teniendo en cuenta cuáles son las causas que llevaron a la destitución de María. Sin embargo, buceando en el once sí se podía observar una variación importante en cuanto al dibujo, con un claro 4-2-3-1 que dejaba a Martín Galván la posición de '10' en la línea de tres con Caramelo y Garbán por fuera y Valentín arriba. El 'sacrificado' o, para ser menos duros, el hombre que se quedaba fuera del once respecto a la última alineación, Jorge García, hasta ahora indiscutible.

 

Expectación por ver qué sucedía y frialdad en unos primeros minutos de tanteo en los que se echaba de menos el aliento de los aficionados y es que los que suelen tirar del carro, los peñistas, no accedieron al estadio hasta pasado un cuarto de hora en protesta por la destitución de María. Hasta ese momento la ocasión más clara fue para Juanan en un disparo desde la frontal después de recuperar él mismo y progresar con el balón. El portero atajó el balón. 

 

Martín y Miguel Ángel presionan a un jugador del Burgos Promesas (Foto: De la Peña)

 

Caramelo también probó fortuna en un tiro que se marchó fuera por poco en minutos en los que el Salmantino iba ganando en presencia en el campo de un rival protegido atrás y que parecía esperar a alguna oportunidad propiciada por algunas imprecisiones de la zaga local. 

 

El Salmantino, que sufrió un susto en el minuto 25, en una buena arrancada visitante por banda, parecía tener claro que había que probar fortuna en cuanto pudiera y Caramelo, que ya lo había intentado y también había protestado un posible penalti por mano, encontró recompensa a su disparo lejano. Un tiro que pareció sorprender al portero y vio como el esférico se colaba por su palo. Quizás un poco de fortuna o un fallo del guardameta pero dos minutos después lo que hizo Caramelo fue un auténtico golazo. Repitió con disparo de primera desde la frontal tras combinación con Garban que coló el balón pegado al palo. Inapelable y un gran tanto. En un visto y no visto el Salmantino tenía el partido a sus pies y en el mejor momento porque justo en los minutos previos era cuando el Promesas empezaba a discutir el partido con más descaro. 

 

De hecho hasta el descanso poco más hubo que llevarse a la boca, al margen de la mala noticia de Garban, hasta entonces factor diferencial por su calidad, que fue sustituído por el hasta ahora casi inédito Diego Franco.

 

Juanan progresa con el balón por la zona media del terreno de juego (Foto: De la Peña)

 

Nada más reanudarse el duelo pudo llgar el tercero por mediación de Martín Galván que superó rivales en combinación con Valentín hasta quedarse sólo ante el portero pero su disparo se marchó fuera. Un apunte que podía hacer pensar en un segundo tiempo más vertical y con más ocasiones pero la realidad es que el duelo siguió con claro dominio local pero sin apenas llegadas y ocasiones. 

 

De hecho con el paso de los minutos el que empezó a estirarse fue el Burgos Promesas que pudo marcar en una ocasión clara de Zamora que sacó bien Rodri. El marcador favorable daba cierta tranquilidad pero en el aire también se respiraba la sensación de que un gol visitante podía disparar los nervios.

 

Caramelo, también tocado, se tuvo que retirar con un cuarto de hora por delante y diez del final, los nervios por culpa del tanto de Cerezo que ganó el sitio a los centrales y sorprendió con su disparo. Apareció Tyson de manera providencial para cortar un disparo de Cerezo que se aprestaba a buscar portería de nuevo a cuatro del final y Rodri sacó un balón que buscaba portería que todavía vivió un palo en el descuento del final más agónico que ha tenido el Salmantino esta temporada, ¿y por qué será?