El Salmantino busca en el fútbol la tirita que tape la herida creada desde el palco

El calendario favorece que el Salmantino vuelva a poner el foco sobre el césped con una nueva jornada de Liga en la que el fútbol regresa al Helmántico. Ahí la plantilla intentará frente al Burgos Promesas pasar página o al menos ser el primer punto de sutura a la herida abierta desde la presidencia. 

Nuevo capítulo en la historia del Salmantino aunque esta vez por fortuna toca hablar solo de fútbol. Jornada entre semana y vuelta al Helmántico que en condiciones normales esperaría con tranquilidad el regreso del líder después de dos semanas en las que ha ejercido como visitante, con un bagaje de una victoria y una derrota. Sin embargo los últimos acontecimientos -destitución fulminante de María por no aceptar la intromisión del presidente en su trabajo, la marcha del resto de cuerpo técnico, el apoyo de tres cuartas partes de la plantilla a los técnicos salientes y la sensación de ruptura en el seno del club-, provocan que el partido se espere como 'agua de mayo' que sirva para calmar los ánimos y deje tres puntos que aporten tranquilidad mientras se decide el nombre del próximo inquilino del banquillo.

 

Por el momento y de forma interina es el técnico de la casa Pablo Cortés el que tiene el 'marrón' de realizar la primera convocatoria y el decidir el primer once.

 

Inevitablemente hay suspicacias y expectación por ver si su equipo inicial cambia mucho respecto a los últimos que venía alineando María y que, según el extécnico, no parecían ser del gusto del presidente. Hay quien apuesta por que esa 'revolución' no será tal porque hasta ahora en casa los partidos se han ganado con muchísima solvencia y además hacer un cambio radical podría acabar por dinamitar algunas relaciones en el vestuario. Para ver ese giro, si lo hay, probablemente se necesitará que pasen más semanas. En todo caso dentro de las alternativas se sabe que hay dos nombres que no estarán porque fuera de la lista se quedan Amaro y Villalobos por lesión.

 

Lo mejor para el Salmantino es que la plantilla se ha conjurado para ser el primer punto de sutura en esta herida y además jugando ante su afición se ha visto una gran versión de este equipo. Enfrente el Burgos Promesas será el que pondrá a prueba el carácter del líder. El conjunto burgalés llega al Helmánico con nueve puntos en su casillero después de haber sumado tres victorias y cuatro derrotas en las siete jornadas que ha disputado hasta ahora y un bagaje de 11 goles a favor y 8 en contra.

 

En cuanto a sus partidos como visitante, el Burgos Promesas ha ganado un encuentro y ha caído en los otros dos. Cedió en casa del Almazán (2-1) y La Bañeza (2-0) mientras que superó con claridad a sus vecinos del Burgos (0-6).

 

El partido comenzará a las 17.00 horas y estará dirigido por el colegiado César Domínguez Zapatero.