El Salamanca CF reacciona con su partido más serio a la espera de conocer nuevo entrenador

Carpio celebra el gol con el que abrió el marcador (Foto: Arai Santana)
Ver album

El Salamanca CF resolvió con un claro 3-0 un partido que venía comprometido ante el Barakaldo y tras la destitución de Pablo Cortés. Con Dueñas dirigiendo en la banda, los jugadores una vez más contribuyen a traer la calma en el momento necesario. 

El Salamanca CF cuenta con pocos años de existencia pero en tan poco tiempo se ha convertido en un experto en sobrevivir en situaciones extrañas. No deja de ser curioso que con una historia aun tan escueta consiga repetir circunstancias de manera cíclica en la toma de sus decisiones desde el despacho pero también en lo deportivo que al fin y al cabo es lo que debe importar. Frente al Barakaldo CF se enfrentaba otra vez a una de esas situaciones y es que, una vez más, eran los jugadores los 'obligados' a intentar traer la calma, vía victoria, tras una semana convulsa -o como poco extraña-, por el despido de Pablo Cortés y por la ausencia de un entrenador en el banquillo.

 

Una situación que no era nueva este mismo año y que, a priori, tampoco debía de trastorcar demasiado porque sin poder ejercer como entrenador, pero siéndolo de facto, Roberto Dueñas -con el grupo desde el día uno y desde entonces tomando decisiones-, había preparado el choque y desde el banquillo iba a dirigir las operaciones. 

 

No había que dudar pues de la idea de juego aunque sí quedaba la expectativa de ver cómo decidía llegar a él a tenor de la cantidad de bajas que acumula el equipo. Es evidente que la llegada de Sergio Molina era un alivio en esa zona media donde entró de inicio para fortalecer la zona junto Jehu. De ahí para atrás la misma defensa que comenzó la Liga, tras la recuperación de Carpio y la baja obligada de Kristian y adelante rienda suelta a los jugadores más veloces y con más llegada por banda.  

 

El dibujo estaba claro y en el desarrollo se vio a un Salamanca CF que adelantaba líneas al sacar desde su portería el Barakaldo para replegar rápido y juntarse dejando a Ubis arriba. Iniciativa de incio para los visitantes que no encontraban vías de entrada y en cuanto el equipo recuperaba buscaba rápido las bandas con Torres y Tirlea o a Molina en zona de tres cuartos para intentar algún pase filtrado al área. Por los costados no llegaban buenos centros pero sí Molina apuntaba mayor peligro aunque sin llegar ninguna acción a cristalizar en ocasión. 

 

Jehu despeja de cabeza (Foto: Arai Santana)

 

No parecía que fuera a ser un partido fácil de desequilibrar ante el control que intentaban imponer ambos pero pronto surgió esa acción puntual que en partidos así rompe la dinámica y el balón parado funcionó para el Salamanca CF. A la salida de un córner, provocado en la mejor acción combinativa hasta entonces, Tirlea aprovechó el saque en corto para tirar de escuadra y cartabón y ponerle un gran balón a Carpio que también echó mano del tiralíneas para cabecear de forma precisa cruzando el esférico sin que el portero pudiera llegar. Un golazo. 

 

Y además sin que apenas se hubiera llegado a digerir la alegría provocada por el tanto el Helmántico multiplicó la celebración con el segundo que casi surgió de la nada. De nuevo con Tirlea protagonista buscando un centro al área donde parecía difícil encontrar rematador pero lo que halló fue el error del zaguero Arbelo que en su intento por despejar se adelantó la portero y cabeceó al fondo de su meta. 

 

El partido se encarrilaba de manera firme para los que dirigía Dueñas desde la zona de banquillos y era previsible que el Barakaldo diera un paso al frente por lo que el equipo debía protegerse. Pasó unos minutos de agobio tras un par de imprecisiones defensivas, aunque los remates de los visitantes no fueron certeros entre los tres palos, especialmente peligroso el cabezazo de Delgado adelantándose de cabeza y enviando por encima del larguero. Superados esos instantes, pista despejada hasta el descanso para coger fuerzas y buscar la formula para cerrar la cita. 

 

Hugo Díaz intenta controlar ante dos defensores (Foto: Arai Santana)

 

Era importante no dar vida al Barakaldo, sobre todo en los primeros minutos de la reanudación, en la que el Salamanca CF tocaba con calma, buscando siempre la guía de Molina desde el momento en el que casi se incrustaba entre los centrales hasta salir de la zona peligrosa. Se estiraba bien el equipo buscando ambas bandas en un par de acciones en las que la grada quiso poner presión pidiendo penalti pero no coló. El Barakaldo tuvo esa ocasión que le pudo meter en el partido en el 55 pero Carles Marc, que le había ganado bien la espalda a la defensa entrando por el segundo palo, no llegó a rematar. 

 

Llegaba el momento de mover el banquillo y no lo pudo hacer con más acierto el del Salamanca CF porque el hombre elegido para entrar, Gio, forzó un penalti a los dos minutos de hacerlo y Ubis no perdonó desde los once metros para poner el 3-0 que ya sí parecía dejar el choque totalmente atado. 

 

Ulises Torres empezó con presencia pero fue desapareciendo (Foto: Arai Santana)

 

Concediendo muy poco atrás y aprovechando sus momentos el Salamanca CF tenía atados los tres puntos y seguramente comenzó a pensar en el partido de Copa dando relevo a sus hombres de arriba. Aun tuvo que tirar de seriedad para afrontar el tramo final en el que el equipo se quedó con diez jugadores por expulsión de One tras ver su segunda amarilla. 

 

Jehu atrás, Amaro al campo y quince minutos en los que se supo manejar la situación sin pasar apenas apuros más allá de un balón que sacó Sotres en un despeje que recogió Carles Marc sin poder acertar con la portería. Tres puntos consecuencia del partido con menos fisuras y más serio en lo que va de temporada. Por cierto, el segundo que se gana sin entrenador oficial. 

 

FICHA DEL PARTIDO
SALAMANCA CF: Sotres, Crespo, One, Borja López, Carpio, Jehu, Molina, Álex Tirlea, Ulises Torres (De Lucio, min. 70), Ubis (Amaro, min. 77) y Hugo Díaz (Gio, min. 59).
BARAKALDO CF: Rabanillo (P), Agirrezabala, Galán, Carles Marc, Pitu, Juan Delgado (Kevin, min. 59), Xergi García, Gándara, Arbelo, Bryan (Óscar Fernández, min. 70), Samu (Adrián Hernández, min. 46).
GOLES: 1-0, min. 18, Carpio. 2-0, min. 23, Arbelo en propia puerta. 3-0, min. 63, Ubis, de penalti. 
ÁRBITRO: Alejandro Patiño Álvarez. Tarjeta amarilla a One (x2, expulsado), De Lucio 
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 11 de Liga disputado en el estadio Helmántico. 

Noticias relacionadas