El Salamanca CF busca el equilibrio ante el filial del Deportivo
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

El Salamanca CF busca el equilibrio ante el filial del Deportivo

Rumbo A Coruña y a por los tres puntos. El ánimo en el Salamanca CF UDS se ha recompuesto tras la derrota ante el CD Guijuelo y la máxima es corregir, mejorar y desde el equilibrio, sobre todo, ganar. 

Llega la sexta jornada de Liga y con ella el Salamanca CF UDS regresa a la carretera después de dos jornadas consecutivas como local para desplazarse en esta ocasión a A Coruña donde le espera el Deportivo Fabril. Un encuentro, en la matinal del domingo, en el que el equipo de José Miguel Campos aspira a sumar por fin la segunda victoria de la temporada después de un comienzo liguero en el que las sensaciones han sido mejor que los resultados y en el que los puntos se han escapado por carencias que, por suerte, están localizadas. 

 

Al Salamanca CF UDS le ha faltado equilibrio. Eso es evidente. Es uno equipo que ve puerta con relativa facilidad -o al menos genera ocasiones claras-, pero también en estas primeras jornadas de Liga le han hecho goles, demasiados. Son once tantos en contra -el segundo equipo que más ha encajado-, con problemas en su balance defensivo sobre todo en las dos últimas jornadas y ahí es donde se ha incidido durante la semana. Tras la baja por lesión de Antonio Amaro el equipo ha perdido solidez y como el salmantino sigue sin estar disponible hay que esperar que las variantes que se han trabajado estos días vuelvan a funcionar. La buena noticia es que en este partido Campos sí podrá contar con Vivi, jugador específico para esa zona medular que seguramente será de la partida. 

 

En la lista de ausencias por lesión, además de Amaro, se mantienen Indiano, José García y Pumar, este último de larga duración por lo que la defensa seguramente se idéntica en nombres a la que salió ante el Guijuelo. Tampoco arriba se esperan cambios, recuperado Uwusu de los problemas físicos con los que comenzó la semana y, aun en el caso de que tuviera que empezar desde el banquillo, arriba sí que hay efectivos de sobra para variar. 

 

Para que ese equilibrio necesario coja consistencia será importante que el Salamanca logre marcharse de A Coruña sin encajar y eso parece factible a tenor de la marcha del Deportivo Fabril que como buen filial sufre de cierta bipolaridad y que si el año pasado moraba en lo alto de la clasificación, este año no ha empezado precisamente bien. Suma cuatro derrotas consecutivas ocupando la penúltima plaza así que llega muy obligado a este choque. Eso sí, los cuatro partidos perdidos han sido por marcadores mínimos y muy ajustados así que no debe esperar el Salamanca un rival que se descontrole con facilidad. 

 

El choque comenzará a las 12.00 horas y estará dirigido por Enrique Gao-Aladro, del colegio asturiano.