El rompecabezas del seminario de Carvajal: sin fecha para terminar con las tareas de desescombro
Cyl dots mini

El rompecabezas del seminario de Carvajal: sin fecha para terminar con las tareas de desescombro

Los restos del seminario se vinieron abajo hace cinco meses, pero los trámites legales y la disposición fisica de la zona, con poco espacio para trabajar, ralentizan el proceso de limpieza.

Estado de los restos del seminario de Carvajal. (Fotos: A. Santana)

Han pasado cinco meses desde que parte de los restos del antiguo seminario de Carvajal se vinieran abajo, impactando contra la pared trasera de una residencia de estudiantes y obligando a cerrar al público la Cueva de Salamanca, la torre del marques de Villena y la zona de recreo dedicada al poeta José Ledesma. Los trabajos de desecombro comenzaron a finales de enero, una vez cumplidos los diversos trámites administrativos, pero a día de hoy no hay estimaciones de cuándo podrían terminar.

 

Desde el Ayuntamiento explican que su labor está cumplida. El Consistorio se ocupó de arreglar los desperfectos en la torre del Marques de Villena, pero insisten en que el resto de actuaciones corresponden a otros organismos. La primera de dichas actuaciones, señalan, es apartar los cascotes y es algo que atañe al cabildo catedralicio, propietario, a través de la Fundación Niños del Coro, de los restos del seminario.

 

Problema: el lugar en el que se produjo el derrumbe es casi inaccesible, encajonado entre varios edificios. El dean de la catedral, Antonio Matilla, explica que "piedra a piedra se puede hacer, pero además de largo, es más peligroso", por lo que se han planteado la posibilidad de emplear maquinaria para "facilitar" la retirada de los "muchos" restos que aún permanecen allí.  

 

La clave podría ser un edificio al final de la calle San Pablo en el que hubo en su momento una pequeña churrería, cerrada hace años, "que estaba previsto derribar para construir ahí". Matilla comenta que han hablado con la empresa propietaria "para ver si se pudiera derribar pronto, aprovechar eso, sacar los escombros y luego ellos que construyan cuando quieran". Según el deán, los propietarios del inmueble "tienen que respetar la fachada, pero como no es en sí una obra de arte, hay que hacer el plano, la volumetría, derribarla y hacerla igual. no son piedras labradas con capiteles románicos. Técnicamente y desde el punto de vista de patrimonio no tendría que haber mucho problema". 

 

Durante el arduo camino para dejar ese rincón de Salamanca como estaba también habrá que apartar los escombros depositados en la trasera de la residencia de estudiantes. "No hay peligro, pero hay que quitarlos, y se van juntando unas cosas con otras", explica el deán. Por supuesto, ni hablar de plazos: "no me atrevería a poner una fecha. Fundamentalmente depende todo de permisos y esas cosas", aunque Matilla sí recuerda la urgencia y la brevedad de tiempo que les dieron para "culminar el derribo y quitar los elementos pendientes" y que a la larga se han prolongado durante meses. 

 

El rol de la Junta

 

Si una piedra se mueve en el centro histórico de Salamanca, la comisión de Patrimonio de la Junta preguntará por qué, para qué y cuándo volverá a su lugar correspondiente. En un tema como el del seminario de Carvajal, edificado además sobre un subsuelo "sensible" y presumiblemente lleno de restos arqueológicos, no pierde hilo de lo que sucede.

 

Desde la Junta explican que no han recibido ningún proyecto de consolidación o recuperación de los restos del seminario, que el tema "no ha pasado por comisión" y que ésta "está a la espera" de cualquier iniciativa que les planteen los titulares del edificio.

 

En este punto, cabe recordar que un grupo de promotores impulsó un plan para levantar en Carvajal un salón de eventos, una sala de exposiciones y, a mayores, una "universidad gastronómica" respaldada por el chef Óscar Calleja. Patrimonio sí dio el visto bueno al plan general, pero sin autorización, porque la autorización sólo se concede a los proyectos de ejecución. Antonio Matilla, por su parte, destaca que esta propuesta turística "de gran envergadura" reportaría una renta a la Fundación Niños del Coro como propietaria del edificio, pero visto lo visto aún faltan muchos meses para que sea una realidad. 

Comentarios

fokyu 12/05/2022 09:57 #2
¿Porqué no sacan los cascotes abriendo un paso desde el jardín-"rincon feo" del tal "Jose Ledema" ? pregunto.
Un vecino 11/05/2022 15:11 #1
Con la Iglesia hemos topado Sancho...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: