El río Tormes entra en situación de alerta tras su crecida por las lluvias

El río Tormes experimenta una crecida espectacular desde su curso alto en Gredos, al alcanzar 625 metros cúbicos por segundo en El Barco de Ávila y 1.062 m3 por segundo en Puente Congosto (Salamanca).

Las fuertas lluvias registradas en las últimas horas en buena parte de la cuenca del Duero han provocado que los ríos Bernesga, Támega, Tera y Tormes se encuentran en situación de alarma por aumento de caudal con riesgo de avenidas.

 

Así, y según señalan desde la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) a través de un comunicado remitido a Europa Press, en León capital, el Bernesga lleva 111 metros cúbicos por segundo; el Támega, en las localidades orensanas de Castrelo do Val y Rabal, está midiendo 44 y 126 metros cúbicos por segundo respectivamente.

 

El Tera registra 160 metros cúbicos por segundo en Puebla de Sanabria y el Tormes experimenta una crecida espectacular desde su curso alto en Gredos, al alcanzar 625 metros cúbicos por segundo en El Barco de Ávila y 1.062 m3 por segundo en Puente Congosto.

 

Este es el paso por esta última localidad salmantina:

 

 

Paso por el Puente Congosto

 

 

 

Todo este volumen del Tormes ya discurre hacia el embalse de Santa Teresa, donde entrará sin mayores problemas dada su capacidad actual. Aún así, se vigila todo ese tramo entre Barco y el embalse, ante el riesgo de la crecida.

 

También en Salamanca, estuvo ayer por la tarde y esta madrugada, en alarma el río Águeda a su paso por Robleda, donde registró un considerable incremento de caudal en apenas unas horas por efecto de la borrasca, hasta llegar a los 352 m3 por segundo. Ahora marca algo menos, señala el órgano de cuenca.

 

 

Además, hay 19 estaciones en umbral de alerta en los ríos Luna, Bernesga, Omaña, Torío, Negro, Cea, Esla, Camesa, Dueñas, Agadón y Tormes, que según evolucione la meteorología de hoy sábado podrían tender a la normalidad o ascender al nivel de alarma.

 

Desde la CHD recuerdan que las puntas de caudal medidas en estas estaciones van avanzando aguas abajo, de manera que en las próximas horas otros puntos de esos ríos o de aquellos a los que tributan pueden pasar al estado de alerta.

 

Para hoy, las previsiones apuntan a que las precipitaciones más intensas se van a desplazar hacia las provincias de Segovia, Soria y Burgos, donde es posible que se produzcan episodios similares, concluye el comunicado.