El Rey no propone a ningún candidato a la investidura y nos llevan a nuevas elecciones

Felipe VI ha decidido no proponer un nuevo candidato y activará el próximo lunes la disolución de las cámaras y la convocatoria electoral.

Como consecuencia del bloqueo se confirma el escenario de elecciones para el próximo 10 de noviembre. El próximo día 23 la decisión será irrevocable tras la firma del decreto de disolución de las Cortes que conduce automáticamente a la convocatoria electoral. 

 

Por lo tanto, Felipe VI ha comunicado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, "que no formula una propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno", según dice el texto, que no habla expresamente de convocar elecciones pero sí remite al artículo 99 de la Constitución.

 

El artículo 99.5 señala que "si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso".

 

La ronda de entrevistas concluyó después del encuentro entre el Rey con Pedro Sánchez y después de reunirse con Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y Pablo Casado, presidente del PP. Don Felipe se ha visto esta mañana con Pablo Iglesias, quien le transmitió que su grupo se mantiene en la abstención si no hay gobierno de coalición.

Noticias relacionadas