El Rey emérito paga 678.000 euros para regularizar su tarjeta 'black' y evitar el delito fiscal
Cyl dots mini

El Rey emérito paga 678.000 euros para regularizar su tarjeta 'black' y evitar el delito fiscal

El rey emérito don Juan Carlos I

El rey emérito presenta a Hacienda una declaración sin esperar al requerimiento previo y abona 678.393,72 euros para regularizar el uso de tarjetas 'black'.

El rey emérito Juan Carlos ha presentado ante la autoridad tributaria una declaración sin requerimiento previo, de la que ha resultado una deuda tributaria, ya satisfecha, por importe de 678.393,72 euros incluyendo intereses y recargos, según un comunicado emitido por su abogado, Javier Sánchez Junco

 

"En cualquier caso S.M. el Rey D. Juan Carlos, continúa, como siempre lo ha estado, a disposición del Ministerio Fiscal para cualquier trámite o actuación que considere oportuno", añade la breve misiva. El asunto es relativo a pagos con una tarjeta de crédito de los que se podrían haber beneciado Juan Carlos I y otros miembros de su familia sin ser titulares de la cuenta asociada a este medio de pago.

 

Hace unos días el monarca presentaba una declaración ante la Agencia Tributaria para regularizar su situación fiscal. Esta declaración no está relacionada con sus posibles bienes en el extranjero, sino con el uso de tarjetas bancarias por parte de Juan Carlos I y sus familiares con fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, que está siendo investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo.

 

A principios del mes de noviembre, la Fiscal general del Estado, Dolores Delgado, reveló la existencia de una tercera investigación relativa al rey emérito, y de la que se ocupará, al igual que las dos anteriores, la Fiscalía del Tribunal Supremo con la colaboración del scal jefe Anticorrupción Alejandro Luzón.

 

Esta tercera línea de investigación se une a las otras dos ya abiertas al rey emérito, la primera por posibles comisiones procedentes del AVE a la Meca y que previsiblemente será archivada con respecto al padre de Felipe VI por no encontrarse indicios que se puedan perseguir respecto de este aforado.

Noticias relacionadas