El retraso en la tramitación de los ERTEs por coronavirus empuja a la quiebra a miles de empresas

Los gestores denuncian que los expedientes tardan en resolverse y eso pone en situaciones muy difíciles a las empresas.

Los gestores administrativos han asegurado que la "tardía" resolución de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) llevará a muchas pymes a la quiebra, al tiempo que han reprochado a las administraciones implicadas la falta de respuesta a un número elevado de solicitantes. La situación es similar a la que se vive en Salamanca, donde el 70% de los 4.000 expedientes presentados están todavía tramitándose, con el consiguiente problema para las empresas solicitantes y para la gestión de la prestación de desempleo de los 13.000 empleados afectados por estos procesos.

 

En concreto, el presidente del Consejo General de Gestores Administrativos, Fernando Santiago, ha afirmado que están empezando a recibir, con fecha de hace varios días, denegaciones de ERTEs justificadas en que los negocios representados no estaban obligados a cerrar. Según ha explicado, estas negativas llegan sin tiempo para reaccionar y poder presentar un nuevo ERTE por causas económicas con el tiempo suficiente para que no suponga la quiebra de las empresas afectadas.

 

"Si se hubieran notificado a tiempo, las empresas podrían haber reaccionado antes, hubieran presentado un ERTE por causas económicas y los trabajadores hubieran cobrado su prestación de marzo y abril por parte del Estado. Ahora, el empresario que no tiene liquidez, que no tiene ingresos, debe afrontar el pago de unas cantidades para las que no tiene fondos porque los préstamos del tampoco ICO llegan a tiempo o no le son concedidos", ha explicado Santiago.

 

Según señala el presidente de los Gestores Administrativos, también presidente del Colegio de Gestores Administrativos de Madrid, la Comunidad de Madrid solo ha contestado hasta ahora al 29% de los ERTEs que se han presentado por gestores administrativos y el 2% del total han sido denegados. A nivel nacional se desconocen los números, pero en Salamanca son solo el 30% según CCOO.

 

En numerosos casos, según ha señalado, el rechazo a estos ERTEs ha sido justificado porque los negocios entraban en la categoría de esenciales, sin considerar que, a consecuencia del virus, los ingresos han caído de "manera estrepitosa". Las resoluciones, según señala, llegan tras haber transcurrido los plazos establecidos, aunque la fecha de la resolución sí se encuentra dentro de dichos plazos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: