El retraso de las obras de la estación de autobuses, una "nueva tomadura de pelo" con tintes electoralistas

Estación de autobuses

"Ya deberíamos tener una estación de autobuses moderna y no esta en la que entras y parece que cambias de época", lamenta José Luis Mateos, que acusa a Mañueco de tener un calendario de inauguraciones y mover fechas a su antojo.

El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, José Luis Mateos, ha calificado como "una nueva tomadura de pelo a los salmantinos" el retraso en el inicio de las obras de la estación de autobuses y no ha dudado en vincular la demora con la planificación de inauguraciones de obras para el período electoral y preelectoral. Las obras para el 'lavado de cara' de la vetusta estación se anunciaron para el día 22 de enero, pero casi un mes después no hay movimiento alguno más allá de una máquina aparcada y el vallado de la zona.

 

La ciudad lleva esperando diez años en los que se ha prometido su ejecución en dos procesos electorales, y en numerosas otras ocasiones, sin que llegara a hacerse realidad. Salamanca se ha quedado como la única capital de provincia sin una nueva estación y la que tiene es más vetusta que la de otras localidades menores.

 

Mateos ha ironizado sobre el inicio de las obras en enero, "llevamos escuchando lo de enero cada año desde hace siete" y ha calificado la situación como "una nueva tomadura de pelo" sobre la que el PSOE va a tomar buena nota. El portavoz socialista, incluso, ha culpado al alcalde y más que probable candidato del PP a presidir la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, de estar detrás de la planificación de obras que se van a inaugurar en los próximos meses. "Vamos a hacer un inventario con las obras retrasadas por puro electoralismo", algo que ha calificado de "gravísimo"; sin ir más lejos, en trámites se ha ido un año en la renovación de la estación de autobuses, que estará lista en verano de 2019 cuando se había anunciado para verano de 2018. El Ayuntamiento acumula un gran número de obras ya anunciadas y nuevos proyectos para 'cortes de cinta' antes de las eleccipnes.

 

"Ya deberíamos tener una estación de autobuses moderna y no esta en la que entras y parece que cambias de época", ha lamentado Mateos. Las esperadas y necesarias obras de la Estación de Autobuses están llamadas a cambiar el aspecto de un edificio al que llegan miles de visitantes y tres millones y medio de pasajeros, que se encuentran con unas instalaciones viejas (40 años casi) que hace tiempo que vivieron sus mejores tiempos. 

 

La estación de autobuses de Salamanca fue construida en el año 1975 por la Administración del Estado. La finalización de las obras no será antes de 2019 porque para durante 2017 sólo hubo partida presupuestaria para el proyecto, y la adjudicación de la obra llegó en el último trimestre. La dotación presupuestaria está prevista para 2018 y 2019, con lo que la nueva estación no estará terminada previsiblemente hasta finales de ese último año.