El restaurante María continúa su crecimiento tras conquistar el bronce en el Concurso Provincial de Pinchos de Valladolid

Alejandra Cuadrado, propietaria del establecimiento, explica la situación del negocio después de hacerse un hueco en el evento nacional con su ‘Lengua a la importancia’.

El restaurante María, ubicado en la calle Rastro, sigue creciendo con su apuesta. Al frente del negocio se encuentra Alejandra Cuadrado, orgullosa tras conquistar el bronce en el Concurso Provincial de Pinchos de Valladolid, lo que le permitirá participar en el evento nacional de finales de año. Y es que su ‘Lengua a la importancia’, basado en su exquisito plato de patatas a la importancia, gustó.

 

El restaurante apostó por cambios y novedades que cuentan con una aceptación positiva. Así lo reconoce en esta entrevista Alejandra, una propietaria que aboga por el compromiso, las ganas, el trabajo y, sobre todo, la actitud de su equipo.

 

PREGUNTA: Alejandra, nos presentaste hace un par de semanas la nueva propuesta en vuestras cartas para esta primavera- verano, ¿qué tal está funcionando?

RESPUESTA: Pues la verdad es que estoy muy satisfecha y contenta con los cambios y novedades que estamos introduciendo poquito a poco en María.

 

P.: Desde fuera, parece que la tendencia de María está cambiando, ¿puede ser?

R: Sí, puede ser... La gastronomía de María se presenta como una gastronomía tradicional, siguiendo fiel a esos orígenes que nunca podemos olvidar que mi padre creó. Pero hay que actualizarse, es necesario seguir avanzando, seguir creando, seguir siempre innovando y actualizando conceptos. De ahí que definamos María como una gastronomía tradicional actualizada.

 

P.: ¿Qué es lo que os hace avanzar?

R.: La pasión es la que te guía a través del compromiso y es por ella por la que hoy en día contamos con esa credibilidad. Ganas, trabajo, compromiso y actitud, actitud, actitud... Siempre actitud de hacerlo cada día lo mejor posible.

 

P.: En la nueva oferta nos podemos encontrar desde unas ricas patatas a la importancia como un pincho recientemente galardonado como uno de los mejores de Valladolid y provincia. Esa ‘Lengua a la importancia’...

R.: Precisamente, lengua a la importancia es el pincho donde hemos querido plasmar los pilares sobre los que se sostiene mi sueño: María. El soporte, a modo de cabeza, refleja la creatividad y la ilusión y un factor humano tan importante para mí... Ya que el restaurante está hecho por y para personas; las que convivimos diariamente y las que vienen a visitarnos. Todos diferentes, como las cabezas, hechas por nosotros mismos, pero compartiendo una misma pasión.

 

P.: Defínenos el pincho.

R.: El verdadero protagonista de esta historia que hemos querido contar es la lengua. Una lengua como músculo transmisor de sentimientos, sensaciones y emociones y como parte principal de la comunicación. Gastronómicamente hablando, se convierte en una lengua de ternera envuelta en una suave y rojiza cobertura que a unos 35ºC (temperatura de nuestra propia lengua) transmitirá el verdadero sabor de nuestro plato estrella en María, patatas a la importancia. No hay que olvidar que este como el 85/ de nuestros platos, al ser colaboradores oficiales de ACECALE, está adaptado.

 

P.: Entonces, les representa muy bien.

R.: Sí, el pincho ganador del bronce es el fiel reflejo de nuestra biblia, nuestra carta, en la que convive el recetario de Angel, que es nuestro tesón con esas patatas a la importancia, potaje o unos callos... Con las últimas creaciones más divertidas, siempre con la base de nuestra cocina tradicional, como unos nachos castellanos; sin olvidar el papel tan importante que damos a esa recomendación diaria que va de la mano con la temporalidad en la que nos encontremos.

 

P.: Menuda creatividad, sin duda, merecedor de ese galardón. Enhorabuena a todo el equipo que firmáis María. Llevas una temporada recibiendo muchos galardones no solo en tu vida laboral, sino en tu pasión en el mundo del deporte, ¿cómo se siente uno después de tanto reconocimiento?

R.: Bueno... Este pincho de Bronce que pasa directamente al nacional es una verdadera inyección de motivación y reconocimiento a la pasión que siento por mi Sueño: María. Sin embargo, pienso que todos y cada uno de mis compañeros hosteleros son merecedores de ello, pues es alucinante la dirección que está llevando nuestra gastronomía a lo más alto a nivel nacional, de lo cual, me siento plenamente satisfecha y orgullosa, como hostelera empresaria. A nivel personal, como sabéis, el deporte es mi otra pasión, y después de muchos años al lado y de la mano de Lorena Iñarra me decidí a dar el salto a la competición. La verdad, me siento plenamente satisfecha de haber pasado por esta experiencia tan bonita, de la que he aprendido tanto y con tan buenos resultados, aunque no era muy difícil contando con una preparadora como ella.

 

P.: Alejandra, ¿este verano podremos disfrutar de esa terraza peatonal con tanto encanto, ‘Oasis Urbano’?

R.: Por supuesto, este verano trataremos de sorprenderos con nuestras creaciones especialmente diseñadas y pensadas para disfrutar en este remanso de tranquilidad y buena gastronomía.