El Rescatado suprime su paso por la Plaza Mayor para evitar el bullicio

Pedro Martín hernández, hermano mayor de la Congregación salmantina del Jesús Rescatado, cuenta que cada año hay mayor afluencia de hermanos y de gente que se acerca a ver la procesión.

Álvaro Gómez, hermano mayor del Rescatado (Foto: De la Peña)

Viernes, 30 de marzo

HORARIO 18.30 horas Parroquia de San Pablo

RECORRIDO

Parroquia de San Pablo, Plaza de Colón, San Pablo, Tostado, San Vicente Ferrer, Plaza  de los Leones, Arcediano, Patio Chico, Gibraltar, Veracruz, Libreros, Calderón de la Brca, S. I. B. Catedral (entrada y salida por la Puerta del Obispo), Benedicto XVI, Rúa Mayor, Quintana, San Pablo, Plaza de Colón, Parroquia de Sa Pablo.

PASOS 

Jesús Divino Redentor Rescatado (Anónimo, S. XVIII)

Nuestra Señora de las Angustias (Anónimo, S. XVIII)

Pedro Martín Hernández, es el hermano mayor de la Congregación del Jesús Rescatado en Salamanca desde hace ya ocho años. Tras vivir un besapiés multitudinario en la Iglesia de san Pablo al que asistieron alrededor de 10.000 personas, cuenta emocionado que cada véz son más los devotos que se interesan por asistir a "nuestra procesión y rendir culto a la Imagen". La Semana Santa 2018 es la última que vivirá al mando, pero por ello, no lo deja de hacerlo igual de "ilusionado" que el primer día. 

 

En lo que se refiere a nuevas captaciones, no hacen ninguna campaña especial, "admitimos a todo aquel que quiera venir, pero somos una congregación muy asentada y estable, somos alrededor de 700 hermanos, podemos variar diez arriba o diez abajo, pero poco más". Una mezcla de jóvenes y mayores que siguen una tradición que dato del año 1850.

 

 

Hernández asegura este año la principal novedad tiene que ver con el cambio de recorrido. "En diciembre se aprobó a través de la Junta General de Hermanos suprimir el paso de la procesión por la Plaza Mayor, prescindir de ella nos ha costado mucho, pero creemos que es lo correcto ya que la sensación de otros años es que a la gente no respeta demasiado". La marcha ha pasado desde el siglo XIX por dicho lugar. En cuanto a los enseres procesionales se entrenan los faldones del paso de Jésus y un banderín de la Trinidad.

 

 

Finalmente, ha dado especial importancia a la asistencia de niños y mayores a este tipo de actos, "si llueve a parte de poner en riesgo a las Imágenes, exponemos a todos nuestros hermanos. Cada vez tenemos más niños y jóvenes en la Congregación, esto asegura el futuro para las próximas generaciones y esto siga adelante", ha concluido.

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: