El reparto 'a dedo' de más de 150 contratos menores, en el punto de mira
Cyl dots mini

El reparto 'a dedo' de más de 150 contratos menores, en el punto de mira

Virginia Carrera y Gabriel Risco, de Ganemos.

Ganemos pide limitar al máximo el uso de contratos menores, un recurso habitual del Ayuntamiento que reparte sin criterio conocido importantes cantidades entre habituales contratistas.

El reparto de cantidades millonarias con los sospechosos contratos menores está ahora en el punto de mira de los grupos municipales. Con la entrada en vigor de la nueva ley de contratos de la administración, esta fórmula va a quedar arrinconada en favor de modelos abiertos de contratación, más ágiles y que aseguran la concurrencia de más empresas. Pero hasta ahora, el Ayuntamiento de Salamanca ha aprovechado esta fórmula para una 'lluvia' de millones.

 

En total, el consistorio firmó directamente durante el año pasado 157 contratos menores, casi uno cada dos días, por cuantías desde 4.000 euros hasta el límite marcado de 40.000 euros en caso de obras e inferiores a 15.000 euros para servicios y suministros; a ellos hay que sumar los que firman la sociedad de turismo o la fundación de cultura. Se observa como hay cierto equilibrio entre determinadas empresas que son habituales contratistas y que se llevan importantes cantidades, hasta un millón de euros en contratos menores del área de ingeniería

 

Ahora, Ganemos plantea seguir lo marcado por la nueva ley y limitar este tipo de contratos a 3.000 euros. Y que se aplique especialmente en las fundaciones y sociedades municipales, donde campan a sus anchas este tipo de contratos. El grupo describe así el uso de estos contratos: "Hacia final de año en medio ambiente e ingeniería civil abundan los contratos menores. Hay un reparto entre empresas, pero sin criterios conocidos", ha asegurado Gabriel Risco.

 

 

Cambio de fórmula

 

Ganemos Salamanca ha sido el primero en pedir que los contratos menores realizados en el Ayuntamiento tengan una mayor “transparencia, publicidad, concurrencia e igualdad de oportunidades de todas las empresas y personas autónomas” en el acceso a los mismos. Por eso, el grupo ha elaborado una propuesta con objetivo de que sea debatida en la Comisión Informativa de Bienes y Contratación. Esta mañana, los ediles de Ganemos Virginia Carrera y Gabriel Risco la han dado a conocer ante los medios de comunicación. El objetivo básico, evitar los “contratos a dedo”, como ya sucedió con la instalación de césped artificial en los alcorques de la ciudad (58.000 euros concedidos “a escondidas” o los contratos de ingeniería civil (en total, casi 1 millón de euros al año).

 

Para facilitar el acceso a este tipo de contrataciones, Ganemos considera imprescindible, además, que en cada departamento del Ayuntamiento tenga su propio registro público proveedores y licitadores que permita a las empresas (personas físicas o jurídicas) acceder a los contratos menores mediante un sistema de rotación.

 

Esta misma propuesta ha sido aceptada ya por la Sociedad Municipal Turismo, Comercio y Promoción Económica, dependiente del Ayuntamiento, por lo que Ganemos asevera que su aplicación es también posible en el resto de entes de titularidad municipal e incluso en el propio Consistorio.

 

 

Sin registro de proveedores casi tres años después

 

Ganemos recuerda que el Pleno del pasado 9 de octubre de 2015, el Ayuntamiento aprobó una moción sobre el tema, una propuesta que actualmente se está pasando por alto. En concreto, recogía “aprobar la creación de un Registro de Proveedores del Ayuntamiento de Salamanca para la celebración de los contratos menores con transparencia y publicidad”. Se aprobó también que la medida entrara en funcionamiento el 1 de enero de 2016, y salió a delante pese al voto en contra del equipo de Gobierno del PP, puesto que la oposición en bloque la respaldó. Quizás por eso este registro, que recomienda la nueva ley, todavía no se ha puesto en marcha.