Actualizado 00:10 CET Versión escritorio
Salamanca

El refugio salmantino de José María Manzanares

El torero alicantino pasa gran parte del año en tierra charra, lo cuenta en una entrevista en la edición digital de La Razón. 

Publicado el 02.06.2018

Casi todos los toreros pasan gran parte del año separados de sus familias. Es éste el caso también del alicantino José María Manzanares, hijo de uno de los matadores más importantes de la tauromaquia, José María Manzanares. 

 

En una entrevista en la edición digital de La Razón, cuenta que vive casi seis meses al año recluido en el campo salmantino, a 700 kilómetros de su familia, preparando la temporada. Concretamente en la finca del apoderado Toño Matilla, en Matilla de los Caños. 

COMENTARComentarios