El rector de la USAL aporta un 10% de su sueldo a un fondo para estudiantes con necesidades económicas

Pregón de Ricardo Rivero en las Fiestas de Salamanca

Ricardo Rivero aportará un diez por ciento de su sueldo en los próximos meses a un nuevo fondo creado por la institución académica para ayudar a estudiantes con necesidades económicas.

El rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Ricardo Rivero, aportará un diez por ciento de su sueldo en los próximos meses a un nuevo fondo creado por la institución académica para ayudar a estudiantes con necesidades económicas por los efectos de la crisis del coronavirus.

 

Este fondo, destinado a "las intervenciones necesarias para que nadie quede atrás en las presentes circunstancias", ha surgido dentro de la comunidad universitaria salmantina por iniciativa del personal docente, investigador y de administración y servicios.

 

Asimismo, según ha informado la USAL, los estudiantes podrán solicitar ya a lo largo de la próxima semana "la devolución de su matrícula por causas excepcionales vinculadas a la crisis de la COVID-19 y otras ayudas económicas dotadas con recursos de las claves de gasto de los vicerrectorados y del Rectorado".

Comentarios

No os confundais 09/05/2020 08:34 #2
Si se da y no se cuenta, es caridad. Si se pregona, es punicidad.
Olvidado 07/05/2020 22:57 #1
No estaría de más que USAL a través del Rector, o de quién considere oportuno, hiciera público un comunicado a través de radio, tv y prensa provincial, solicitando a los propietarios de pisos que habitualmente se alquilan a estudiantes, su comprensión de cara a lo que queda de este curso pero principalmente al próximo de cara al próximo curso, que sean comprensivos y sobre todo flexibles en los contratos, para que se puedan cancelar o reducir con el menor coste posible para los estudiantes caso de que el curso no se pueda empezar o de nuevo (y Dios no lo quiera) se tenga que interrumpir de nuevo por una emergencia sanitaria tan grave como esta maldita pandemia, los que vivimos fuera nos sentimos totalmente abandonados en este sentido, necesitamos el apoyo de una institución como USAL y que haga un comunicado pidiendo comprensión no creo que sea mucho pedir. O sino y aunque sea difícil porque se que nadie tiene una bola de cristal, que diga cuanto antes si habrá clases presenciales o no, o si alguna de las áreas si tendrá clases presenciales, no sabemos si renovar contratos ó si esperar a septiembre (con los riesgos que tienen ambas alternativas), por eso pido apoyo y comprensión a USAL, que se solidarice con todos los universitarios desplazados y solicite públicamente esa solidaridad, comprensión y flexibilidad de los arrendadores salmantinos, para que se establezca alguna cláusula que por la emergencia nacional sanitaria, permita que no sea solo una parte la que se vea afectada y "pringue". Y por favor cuanto antes saber el tema presenciales o no, a más tardar el próximo mes, que los que viven fuera tienen muchas cosas en que pensar y no se pueden dejar para el último momento, y hay que solucionarlas en cuanto "la desescalada lo permita" o a ser posible a distancia, pero sin más tardar. Creo que no es mucho pedir y factible de hacer.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: