El récord salmantino de la subida al Angliru sobrevive a la despedida de Contador

Aitor González, tras la rueda de Roberto Heras durante la Vuelta a España (Foto: Archivo)

El hombre más rápido en subir las terribles rampas del puerto asturiano seguirá siendo un año más Roberto Heras.

El Angliru fue este sábado testigo del que pasará a la historia como el último gran día de Alberto Contador. Los libros de historia dirán que se apuntó su segunda victoria en la agónica cima asturiana en la penúltima etapa de su última gran vuelta, en puertas de su despedida como ciclista profesional, probablemente, en la última gran jornada de ciclismo de su vida. Sin embargo, Contador se va a marchar sin poder batir el récord de la subida más rápida a esta cima mítica que seguirá un año más en poder de un salmantino.

 

Roberto Heras tiene el honor de haber realizado la ascensión más rápida al Angliru con un tiempo de 41 minutos y 55 segundos en el año 2000, a una media de 18,3 km/h. Aquella etapa no la ganó el bejarano, sino Simoni, pero Heras se puso líder. En 2002 se desquitó con su primer y único triunfo en la cima. El veterano Chris Horner tiene el segundo mejor tiempo con 43:06 en 2013 y un promedio de 17,8 km/h y Alberto Contador completa este podio con un registro de 43:12 y una media de 17,7 km/h en el año 2008.

 

Heras ganó aquí hace quince años y desbancó a Óscar Sevilla en el liderato de la Vuelta, aunque luego fue Aitor González el que le arrebataría el por entonces maillot oro el último día, en una crono. Eso sí, Contador se despide como el único corredor que ha logrado ganar dos veces, pero lo del récord era complicado por las condiciones de la jornada, con la carretera mojada, lo que complica el agarre en las rampas del Angliru. Desde luego que la marca de Heras, por debajo de 42 minutos y casi un minuto mejor que el segundo, va a durar mucho tiempo.