El Real Madrid remonta para llegar a su octava final de Copa consecutiva
Cyl dots mini

El Real Madrid remonta para llegar a su octava final de Copa consecutiva

Walter Tavares y Fabien Causeur

El Real Madrid se ha clasificado para la final de la Copa del Rey por octava temporada consecutiva después de firmar una gran remontada frente al Lenovo Tenerife (85-79).

La intimidación de Tavares (15 rebotes, 4 tapones y 24 de valoración) y los puntos de Causeur y Deck, 18 cada uno, cimentaron la reacción del anfitrión, que llegó a perder por 18 tantos. En los canarios, la enésima lección del veterano Huertas (22 puntos) no bastó porque Shermadini, el jugador más valorado de toda la Liga Endesa, no sumó ni una canasta.

 

El Tenerife cogió el mando de inicio sin importarle que Shermadini cometiera dos faltas en tres minutos y volviera al banquillo sin anotar. El georgiano ya nunca aparecería. En su lugar Fran Guerra, una de las novedades de la lista de Sergio Scariolo, demostraba por qué le ha hecho tilín al seleccionador y no se arrugaba frente a Tavares (11-19).

 

Las buenas sensaciones del equipo canario se confirmaron al inicio del segundo cuarto, cuando aprovechó el reposo del pívot caboverdiano y amenazó con romper la semifinal. Los chicos de Txus Vidorreta desplegaron el ataque alegre que les caracteriza y le endosaron un parcial de 3-19 a un anfitrión que parecía noqueado por momentos.

 

Los malos humos de Pablo Laso alcanzaron temperatura de ebullición cuando vio a su equipo 18 puntos abajo (22-40) y sus quejas fueron castigadas con técnica. Sin embargo, sus jugadores absorbieron el enfado del entrenador y lo convirtieron en gasolina para despertar después de 15 minutos de letargo.

 

Fue Sergio Llull quien tocó la corneta, arte que sigue dominando como nadie, y su alianza con Deck y Tavares, que volvió a la cancha para iniciar su habitual reparto de sombreros, la que permitió al Real Madrid reengancharse al partido ante un Tenerife al que se le fundían todos los plomos salvo los de Bruno Fittipaldo. Revitalizado por un parcial de 18-6, el equipo blanco navegaba hacia el descanso con casi toda el agua achicada (40-46).

 

MARCELINHO SE QUEDA DEMASIADO SOLO

 

El anfitrión finalizó su labor de busca y captura en el tercer cuarto, a pesar de que contuvo la respiración cuando la perdió su máximo anotador, Deck, quien tuvo que abandonar momentáneamente el partido tras llevarse un duro golpe en el costado. Callado pero fiero el argentino, pudo volver para ayudar a Causeur y Tavares a completar la faena.

 

El Real Madrid elevó aún más la intensidad defensiva y el francés y Jacyce Carrol se encargaron de que el ataque siguiera fluyendo ante un rival que empezaba a perder el rumbo de forma alarmante porque Fittipaldo ya no lucía y Shermadini moraba en su particular limbo. Al final del tercer cuarto, cristalizaba la remontada.

 

Con 37 años y más tiros pegados que nadie sobre el parqué del pabellón madrileño, Marcelinho se echó al Tenerife a las espaldas, pero cada vez le costaba más encontrar socios a su lado mientras Tavares seguía infundiendo el terror bajo los aros. El Real Madrid no quebraba del todo el partido, pero el viento ya soplaba claramente a su favor.

 

Con un triple de Causeur, el anfitrión alcanzó su máxima renta a menos de tres minutos del pitido final (79-72). Lo intentaron los amarillos con un triple de Doornekamp que les hacía soñar (81-77), pero Trey Thompkins liquidó toda esperanza con una canasta fácil ya en el último minuto. Por tercera vez esta temporada, como ya ocurrió en Supercopa y Liga, el Tenerife caía con el Real Madrid y volvía a despedirse en semifinales, su muro histórico en el torneo.

 

FICHA TÉCNICA.
REAL MADRID: Alocén (5), Causeur (18), Deck (18), Thompkins (6) y Tavares (6) --quinteto inicial--; Llull (11), Rudy Fernández (5), Laprovittola (2), Carroll (11), Abalde (-), Garuba (-) y Tyus (3).
LENOVO TENERIFE: Fitipaldo (13), Salin (3), Doornekamp (8), Cavanaugh (8) y Guerra (15) --quinteto inicial--; Marcelinho (22), Shermadini (1), Yusta (-), Butterfield (3), Sulejmanovic (6) y Rodríguez (-).
PARCIALES: 19-23, 21-23, 25-16 y 20-17.
ÁRBITROS: Peruga, Perea y Padrós. Eliminado Causeur por faltas personales.
PABELLÓN: WiZink Center.