'El Rafita', asesino de Sandra Palo e implicado con una banda que robaba y despiezaba coches, ya está libre

Rafita

Rafael García Fernández, alias 'El Rafita', ha quedado en libertad tras declarar en comisaría, a la espera de ser citado por el juez que lleva la investigación de la operación policial 'Mecano', en la que se ha desarticulado una activa banda que robaba y despiezaba coches por encargo.

'Rafita' se ha presentado poco antes de las 11 horas junto a su abogado en dependencias del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) de la Policía Nacional junto a sus abogados. Los agentes le han interrogado durante una hora y le han puesto en libertad con cargos a la espera de que el juez, al que han mandado un oficio con el atestado correspondiente, determine la hora y el día que en el que tiene que declarar. Esta decisión se ha tomado porque no hay riesgo de fuga.

 

El conocido delincuente, que fue condenado junto a varios amigos por violar, quemar y asesinar a la joven Sandra Palo en 2003 cuando él tenía solo 14 años, tenía una nueva orden de busca y captura desde hace unos días. En la operación policial de la semana pasada habían sido detenidos ya sus hermanos Eduardo, Ricardo y Daniel, que también han sido arrestados en otras ocasiones y que son multirreincidentes.

 

El grupo criminal utilizaba varias parcelas de la Cañada Real como talleres clandestinos y almacenes de piezas. Según la Policía, 'Rafita', que en diciembre cumplirá 30 años, pertenece al clan de los mercheros de la Cañada, se dedicaba al despiece, aunque no tenía un papel destacado en la banda, pero sí sus hermanos.

 

Su 'modus operandi' era robar coches a la carta para talleres y particulares que pedían determinadas piezas. Tras 'enfriar' los vehículos, los escondía en parcelas de la antigua vía pecuaria, donde los desmontaban. Los chasis restantes los quemaban en descampados de los alrededores y luego los cortaban y trasladaban a varias chatarrerías.

 

La detención de hoy de Rafael, que se cambió el orden de los apellidos para despistar a la Policías, se suma a más de una treintena de antecedentes que ha ido acumulando desde que es mayor de edad. A eso hay que añadir los cometidos durante su etapa de libertad vigilada, es decir, mientras cumplía la segunda fase de las medidas judiciales establecidas por el crimen de Sandra Palo. La mayoría han sido por robo de vehículos, usurpación de vivienda, daños y delitos contra la seguridad vial. Ha ingresado al menos dos veces en prisión, de la que ha salido a los pocos meses.

 

Pero la acusación más grave que soporta es pertenecer a un grupo criminal desarticulado en 2011 en la operación 'Ceniza'. Sus integrantes, como en esta ocasión se habían asentados en la Cañada Real Galiana y se desguazaban coches robados para vender las piezas.

 

'Rafita' vivía en Alcorcón pero se trasladó hace unos años a la antigua vía pecuaria cuando fue desahuciado de la vivienda familiar de protección oficial.