El radar que más multa de Salamanca sufre problemas técnicos y da un 'respiro' a miles de conductores

El radar fijo de Buenos Aires, uno de los que más denuncias pone de toda España.

El radar de la rotonda de Buenos Aires, que ha llegado a las 26.000 multas al año, puso solo 272 en los seis primeros meses de 2019. El motivo: fuera de servicio por una revisión y problemas técnicos.

El radar más activo de las carreteras de Salamanca, el que hay en la A-66 al llegar al Barrio de Buenos Aires, ha dado un 'respiro' a miles de conductores durante los últimos meses, aunque la mayoría no lo sabían cuando pasaban por sus 'dominios'. La revisión obligatorio de sus sistemas y problemas técnicos posteriores lo han tenido fuera de servicio durante meses, al menos, buena parte del primer semestre de 2019. Y se ha notado en las multas: ha puesto 50 veces menos de las habituales.

 

El radar del punto kilómetros 340 de la A-66, en la bajada hacia la rotonda de Buenos Aires, es el 'rey' de los cinemómetros en Salamanca. Durante años ha sido uno de los que más multaban de España, en 2017 pilló a casi 20.000 conductores que se dejaron casi 800.000 euros en multas allí, y el año pasado llegó a denunciar a casi 26.000 conductores según datos de la DGT. Sin embargo, las cifras del primer semestre han puesto de manifiesto algo raro.

 

Según los datos socilictados por TRIBUNA a la Subdelegación de Gobierno, los cinco radares fijos de Salamanca pusieron entre enero y junio 6.033 multas de las más de 13.000 denuncias registradas por infracciones de tráfico, con la velocidad como principal motivo sancionado. La cifra de los cinemómetros está muy lejos de la habitual porque solo el de Buenos Aires ha sido capaz de superar las 10.000 al semestre en los últimos años.

 

El motivo de esta baja productividad es técnico. Según han confirmado desde la subdelegación, todos los radares pasan una revisión periódica con el fin de estar en óptimas condiciones, y a este en concreto le ha tocado en los últimos meses. Pero es que, posteriormente, no ha estado operativo por problemas de orden técnico. Esta es la explicación a su baja cifra de denuncias, 271 entre enero y junio, que ha llegado a multiplicar por cincuenta.

 

 

El próximo, el radar de tramo

 

Las carreteras de Salamanca estrenarán próximamente el primer radar de tramo de la provincia, que será fijo y para el que ya está decidida una ubicación que la DGT, por ahora, no desvela. Sería el radar número 39 de la DGT en la provincia, el noveno de tipo fijo por otros 30 de tipo móvil. A ellos hay que sumar los Veloláser, que cada vez se dejan ver más.

 

Según ha confirmado la subdelegación de Gobierno, se trataría de una cinemómetro de tramo y su ubicación definitiva está pendiente de la autorización de la Administración titular de la vía en la que se va a poner. La instalación de un nuevo radar fue confirmada el pasado verano. Sería el primero de este tipo en la provincia, de los que hay actualmente 82 en todo el país.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: