El que no se consuela es porque no quiere...