El puente Rando, en peligro: "abandono constante desde principios del siglo XX" y "posible pérdida total" del inmueble
Cyl dots mini

El puente Rando, en peligro: "abandono constante desde principios del siglo XX" y "posible pérdida total" del inmueble

Puente Rando, en San Esteban de la Sierra. (Foto: H. Nostra)

La asociación Hispania Nostra lo incluye en la Lista Roja del Patrimonio. Salamanca ya cuenta con 33 inmuebles en dicha clasificación. 

El puente Rando, de San Esteban de la Sierra, ha entrado en la Lista Roja del Patrimonio que elabora la asociación Hispania Nostra. Dicha lista está compuesta por elemetos patrimoniales "que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores". 

 

En el caso del puente Rando, la asociación advierte de que "lleva sufriendo un abandono constante desde principios del siglo XX" y de que "la zona más afectada es la parte del arco y la calzada que se encuentra sobre él, la cual ha sufrido el vandalismo y las diversas crecidas del río". Estos dos motivos han propiciado su entrada en la lista roja, ante el riesgo de la "posible pérdida total de la construcción" de una "seña de identidad de una región y modos de vida de los arrieros y trashumantes que pasaron por esta calzada". Con éste ya son 33 los bienes patrimoniales de Salamanca incluidos en la lista.

 

Hispania Nostra aporta más detalles sobre el puente y sus características. Para empezar, no dispone de ninguna protección específica. En el lugar donde se erige "existió un poblado altomedieval, de lo que dan cuenta sarcófagos tallados en canchales graníticos a ambas márgenes del río. No obstante, el poblado fue deshabitado poco después del inicio de la Edad Moderna; aún así, el lugar continuaría siendo zona de paso ya que dicha calzada es un ramaje de la Cañada Soriana Occidental que la une con Tamames y el Campo Charro. De época medieval subsisten algunas hiladas de sillarejo, ya que dicho puente debió sufrir ruina frecuente por las diversas crecidas del río Alagón. De este modo, hacia finales del siglo XVII y comienzos del siglo XVIII,  se decidió edificar una obra de mayor consistencia, el actual puente".

 

El inmueble "está situado en la antigua calzada de Béjar y el elemento central, "un arco escarzano de 10 metros de luz y 3,30 metros de anchura, presenta un intradós perfectamente abovedado e impermeable a filtraciones; así como un estribo sobre la masa granítica en la margen derecha y manguardia de limpia pila de sillares en la izquierda. El riesgo de avenidas lleva a la original solución de cuatro airosas alcantarillas adinteladas con sus tajamares triangulares en ambas caras, que permanecen, hoy en día, prácticamente incólumes. La calzada, de consistente balasto de cuarzo lechoso apelmazado, con 4,30 metros de anchura, discurre hacia el puente sobre un admirable muro de contención en perfecta sillería, describiendo una curva de 100º en suave pendiente que permite ralentizar el desplazamiento de carruajes pesados".


 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: