El PSOE urge a una subida general de los salarios para frenar el fenómeno de los trabajadores pobres

Foto: EUROPA PRESS

El PSOE lanza una ofensiva institucional para presionar al Gobierno y que acceda a una revisión importante de salarios públicos y privados. El 13% de los trabajadores ya son pobres por prácticas como los contratos de prácticas, los becarios y los falsos autónomos que precarizan el mercado laboral de Salamanca.

El PSOE va a poner en marcha en Salamanca una campaña institucional que tiene como objetivo llevar al Gobierno central la presión por una necesaria subida de los salarios tanto en la función pública como en el sector privado. El objetivo final es claro: lograr un incremento de los sueldos de los trabajadores y acabar con la pérdida de poder adquisitivo que ha afectado a economías como la de Salamanca. "No hubo medida más perjudicial que la retirada de la extra de Navidad hace unos años", ha puesto como ejemplo el secretario de organización del PSOE, José Luis Mateos, que considera que "ha llegado la hora" de pedir una subida generalizada de los sueldos.

 

 

Las medidas parten de un incremento del SMI para llegar hasta los 1.000 euros en 2020, a razón de 98 euros más por año hasta entonces (ahora está en poco más de 700 euros/mes), de reconocer una subida salarial por encima del IPC a todos los empleados públicos y medidas que consigan la activación de los sueldos en el sector privado con un incremento mínimo del 2-3% para los próximos años. Para este apartado, y en el caso concreto de Salamanca, el PSOE ha puesto el foco en los contratos de prácticas y relevo y en la situación de los becarios, por un lado, y en los falsos autónomos por otro. Para los socialistas estas figuras son clave para explicar el deterioro de los sueldos en Salamanca.

 

Carmen Ávila ha explicado que Salamanca se encuentra en "una etapa de desigualdad salarial enorme" porque la aplicación de la reforma laboral ha trastocado todo el mercado, los salarios y la contratación. Según ha explicado, el 40% de los trabajadores con los salarios más bajos han visto reducidos sus emolumentos, algo que ha afectado más todavía a los jóvenes, que han perdido un 5,5% porque se encuentran con que se incorporan al mundo laboral con un 25% menos de sueldo. El resultado, un 13% de trabajadores son pobres: tienen empleo pero no les alcanza para cubrir las necesidades más básicas. "La reforma laboral sólo ha servido para precarizar el mercado laboral", ha rematado Mateos.

Noticias relacionadas