El PSOE solicita a la Junta que compense a los ganaderos salmantinos por los ataques de buitres

El Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca ha registrado una moción al respecto, para su debate y aprobación en el próximo Pleno de la institución provincial.

El diputado provincial socialista Antonio Luengo, proponente de la iniciativa, recuerda que en los últimos años han aumentado de manera preocupante los ataques de buitres a los animales de extensivo en la provincia salmantina, en especial al ganado vacuno, y también, en menor medida, al ovino.  

 

Lo que antes podían considerarse casos aislados, considera el diputado socialista, ahora se viene convirtiendo desgraciadamente en rutina. Unos ataques que no se circunscriben a zonas concretas sino que cada vez, y con mayor frecuencia, se producen a lo largo y ancho de la provincia salmantina.

 

De todos es conocida la difícil situación por la que atraviesan las explotaciones ganaderas en la provincia de Salamanca, y a la que ahora se añade este otro problema no menos preocupante y que necesita por parte de todas las administraciones que no se le dé la espalda.

 

A juicio de los socialistas la defensa y la protección de la fauna salvaje no puede hacerse a expensas de los ganaderos y tiene que ser compatible con la supervivencia de las explotaciones ganaderas. En base a esto se hace necesario e imprescindible arbitrar medidas urgentes para que éstos no sufran más pérdidas en sus ya de por sí deficitarias economías.

 

Es por todo esto por lo que a juicio del Grupo Socialista, algo que ya ha reiterado en numerosas ocasiones, la Junta de Castilla y León está obligada a revisar sin duda alguna las medidas y sus políticas en esta cuestión en general, y muy concretamente, respecto a los muladares. Es indudable que la ausencia de reses muertas en los campos es uno de los factores que explica el ataque de los buitres a animales vivos y las explotaciones activas. Y junto a esto, la necesidad de establecer un Plan de ayudas, de manera urgente, que compense económicamente las pérdidas que por el ataque de aves carroñeras sufren sus cabañas.