El PSOE refrenda a Pablos como líder con la tarea de iniciar la renovación del socialismo en Salamanca

Fernando Pablos en un acto del PSOE en Salamanca

El partido socialista celebra este sábado su congreso, con el que pone fin a meses de tensiones internas con el nombramiento para un último mandato de Fernando Pablos. La renovación interna y las próximas elecciones municipales, sus mayores responsabilidades.

El PSOE de Salamanca culmina este sábado un largo proceso para elegir a su secretario provincial, una figura que ejercerá durante otros cuatro años Fernando Pablos. Serán los últimos como ha confirmado el propio interesado, ya que los estatutos establecen un máximo de tres mandatos y él mismo no tiene intención alguna de buscar una excepción. Con el refrendo de Pablos esta mañana se pone fin a un tiempo convulso para el partido también en Salamanca, un período demasiado prolongado en el que el PSOE se ha sometido a un suplicio que ha puesto a prueba las costuras de su propia resistencia interna. Se finiquita con la reválida de Pablos, que llega con un equipo nuevo y que se completa con el refuerzo de José Luis Mateos como futuro secretario de la agrupación de la capital.

 

Pablos ha tenido que capear con los malos resultados electorales y con una creciente oposición interna. La llegada, expulsión y posterior regreso de Pedro Sánchez ha tensionado al partido en Salamanca, donde los partidarios al ahora secretario general han criticado duramente a Pablos por haber desoído las voces que, en su día, se opusieron la decisión federal de permitir la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Aquello fue la causa de la primera marcha de Sánchez y de una convulsión interna en el socialismo salmantino que cristalizó con una mayoría para apoyar el primer regreso del actual líder socialista.

 

El pasado verano todo apuntaba a que el sanchismo presentaría una candidatura para suceder a Pablos y que lograría sin dificultad hacerse con la secretaría provincial. Sin embargo, Pablos se lo pensó y finalmente se presentó a un tercer y último mandato. En las primarias derrotó a Fernando Vegas, sentó la bases para volver a ser secretario provincial y, tras no alcanzarse un acuerdo por una lista única para la asamblea, también se hizo con la mayoría que le dará el control del máximo órgano.

 

El congreso de este sábado refrendará lo ya elegido en presencia del secretario regional, Luis Tudanca, una de las caras visibles del sanchismo a nivel nacional. No obstante, la dicotomía interna queda ya olvidada a partir de ahora. Pablos, más próximo al denominado 'susanismo', será el nuevo líder por última vez y aunque admite que él no es la renovación, sí la va a iniciar con un cambio profundo en su ejecutiva provincial. Mateos deja el cargo de secretario de organización y es probable que tampoco repitan los vicesecretarios David Serrada y Carmen García. Además, el portavoz del grupo municipal será reforzado por Pablos en el congreso, un impulso para su próximo objetivo: convertirse en secretario de la agrupación local más importante, la de la capital. Eso será en diciembre.

 

El principal objetivo que se le marca al ya experimentado secretario general es iniciar el cambio hacia el futuro del PSOE en Salamanca. En los próximos meses tendrá que afrontar la preparación de las próximas elecciones municipales. En las últimas ganó terreno en provincia, pero también cosechó su peor resultado en décadas en la capita. Recuperar concejales en el Ayuntamiento de Salamanca es vital y para ello tendrá que buscar ya un candidato.

Noticias relacionadas