El PSOE quiere que Montoro autorice gastar el superávit municipal en creación de empleo

José Luis Mateos, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento (Foto: De la Peña)

El PSOE llevará una iniciativa al próximo pleno del Ayuntamiento pidiendo que se permita que el superávit presupuestario se destine a inversiones en políticas sociales y de creación de puestos de trabajo en la capital. En 2016 el superávit fue de 12,5 millones y el del ejercicio 2017 será mayor.

El Grupo Municipal Socialista llevará al próximo Pleno del Ayuntamiento de Salamanca una moción en la que se insta al Gobierno de España que permita a las entidades locales la reinversión del superávit en 2018, sin necesidad de generar nuevos ingresos por el mismo importe, a través de una autorización legal mediante la aprobación por el Ejecutivo de un Decreto-Ley que posibilite la reinversión del superávit sin esperar a la aprobación y entrada en vigor de los Presupuestos Generales del Estado de este año en curso.

 

Para los socialistas resulta una paradoja que el Gobierno, por ley, siga poniendo trabas e impedimentos a la posibilidad de que los Ayuntamientos puedan  reinvertir el ahorro que generan, o lo no gastado en un ejercicio, en cuestiones tan acuciantes como la generación de empleo o los servicios sociales municipales. Y mucho más cuando los Consistorios tienen superávit presupuestario o están saneados y cumplen sus objetivos. En 2016 el superávit del Ayuntamiento de Salamanca fue de 12,5 millones de euros y, al término del ejercicio 2017 y para 2018, será todavía mayor.

 

Recientemente, el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en una comparecencia parlamentaria ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, aseguraba que el Gobierno estaba estudiando “otras fórmulas” para garantizar la subida salarial de los empleados públicos en 2018 sin esperar a la aprobación y entrada en vigor de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado. En la expresión “otras fórmulas”, ha trascendido que esta subida salarial podría articularse a través de la figura del Decreto-Ley, contemplada por la Constitución española en el artículo 86 para su uso por razones de “extraordinaria y urgente necesidad”, a convalidar por el Congreso de los Diputados en un plazo no superior a treinta días.

 

En este sentido, a juicio de los concejales socialistas, y sin entrar a valorar el concreto anuncio del Gobierno, sí parece oportuno y factible plantear el recurso del Decreto-Ley para también  habilitar el uso del superávit presupuestario de las Corporaciones Locales tras la liquidación presupuestaria de 2017, y facilitar su destino a inversiones, políticas de empleo y de fortalecimiento del Estado del Bienestar, antes de la aprobación y entrada en vigor de los próximos Presupuestos Generales del Estado del año 2018.    

 

 

En opinión del Grupo Municipal Socialista, esta posibilidad de habilitar a través de un Decreto-Ley del Gobierno el uso del superávit presupuestario municipal antes de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018, permitiría la puesta en marcha de importantes inversiones en la ciudad de Salamanca, que contribuiría a la generación de actividad económica y, por tanto, de empleo. Y ello, con una adecuada planificación de las inversiones, mejoraría el grado de ejecución de las mismas. 

 

Es imprescindible que el Gobierno central escuche, y que sea sensible a las reivindicaciones de los Ayuntamientos, cuyas demandas son justas, razonables y necesarias para seguir poniendo los intereses de los vecinos por delante de cualquier otro, y continuar llevando a cabo inversiones, desarrollo y el fortalecimiento del Estado de Bienestar. No debe olvidarse que los gobiernos locales son la administración más cercana a los ciudadanos, y tras los años duros de crisis y restricciones presupuestarias, el Gobierno no debe seguir poniendo trabas a su labor en la prestación de servicios públicos de calidad. Un hecho y una circunstancia a la que el Ayuntamiento de Salamanca, y su equipo de gobierno encabezado por Mañueco, no pueden permanecer ajenos y, por tanto, sumarse a la iniciativa que aquí se ha expuesto para su aprobación en el próximo Pleno.