El PSOE propone una tasa y más control para limitar el problema de los apartamentos turísticos 'pirata'

Arturo Ferreras y José Luis Mateos (Foto: De la Peña)

Los socialistas piden al Ayuntamiento prevenir este nuevo fenómenos, con miles de plazas en alquiler en las principales plataformas en Salamanca. Ya se están produciendo problemas en comunidades de vecinos con alquileres para despedidas de soltero o por la subida de precios del alquiler a estudiantes.

El PSOE de Salamanca va a pedir al Ayuntamiento de Salamanca que se sume a las varias ciudades que están empezando a tomar medidas para limitar el fenómeno de los alquileres turísticos y evitar los problemas que están generando de convivencia. Estos problemas ya han llegado a Salamanca según los socialistas, en forma de conflictos en comunidades de vecinos que tienen que soportar el uso que se hace de viviendas para alquilar a despedidas de soltero; o en forma de una 'burbuja' del alquiler a estudiantes que ha disparado los precios de los pisos.

 

Los socialistas han aclarado que hay que tomar medidas contra los alquileres 'pirata', es decir, aquellos que no respetan la normativa regional que existe. La Junta reguló este fenómeno en 2015 y los establecimientos legales se registran y cumplen con los límites de 60 días al año para el alquiler de carácter colaborativo, pero también hay muchos que no se declaran y se saltan todas las normas. Contra estos, el PSOE propone tomar una serie de medidas en Salamanca.

 

Para ello, han pedido al Ayuntamiento la creación de un grupo de trabajo con los grupos municipales y el sector de la hostelería para abordar medidas preventivas que eviten que el fenómeno llegue a ser tan problemático como en otras ciudades, caso de Barcelona, donde no sólo se generan molestias a los vecinos y se llevan a cabo actividades económicas no declaradas, sino que este tipo de prácticas están deteriorando la imagen del turismo, una actividad fundamental para Salamanca.

 

Entre las medidas que piden, los socialistas solicitan la creación de una tasa municipal para aquellos establecimientos que se alquilen más allá de los 60 días al año que marca la norma para considerar un alquiler de tipo colaborativo. A partir de ahí, está claro que estamos ante un negocio, y el PSOE propone que contribuya como toda actividad económica.

 

Además, plantea ponerse en contacto con la principales plataformas de alquiler y comunicarles el límite de 60 días para alquiler turístico de apartamentos, y evitar que una regulación pensada para el intercambio entre particulares acabe encubriendo negocios que no se declaran.