El PSOE propone recuperar la gestión municipal del bus urbano aprovechando la sentencia que anula el contrato

Mateos considera que el Ayuntamiento tiene plena capacidad para hacerlo y que se ahorraría costes como el 6% de beneficio industrial que tiene asegurado la concesionaria.

El grupo municipal socialista ha puesto sobre la mesa un cambio sustancial sobre la gestión del bus urbano. En concreto, su portavoz, José Luis Mateos, ha propuesto al equipo de Gobierno del PP aprovechar la actual situación del contrato, anulado por la justicia, para recuperar la gestión municipal y asumir el servicio directamente desde el Ayuntamiento de Salamanca, una medida perfectamente asumible por el consistorio y que generaría mejoras en el servicio sin variar el coste.

 

La medida tiene que ver con la propuesta que el PSOE ha hecho para convertir el bus metropolitano, que une la capital con los municipios del alfoz, en un consorcio en el que participen los ayuntamientos, en vez de una concesión como la actual, en la que el negocio se otorga a una empresa que lo explota, cobra una subvención, se queda la recaudación y se asegura un beneficio por contrato. A día de hoy, los más de 190.000 usuarios carecen de un servicio coordinado en el que se programen horarios y han visto cómo suben las tarifas. Para Mateos, el cambio empezaría por remunicipalizar la gestión del bus urbano de Salamanca, un servicio de más de 144 millones de euros que considera se puede prestar sin ninguna dificultad desde el Ayuntamiento.

 

Mateos ha explicado que el cambio no generaría ningún problema y sí tendría muchas ventajas. "El Ayuntamiento tiene plena capacidad para gestionarlo porque ya sufraga los costes para una empresa privada", ha dicho Mateos. Recuperando la gestión directa, el consistorio se ahorraría los costes de capital, recuperaría la recaudación y el control de las inversiones, podría mejorar el servicio y mantener o ampliar el empleo actual y se ahorraría el 6% de beneficio industrial que, por contrato, tiene firmado la concesionaria, Salamanca de Transportes, que gestiona el bus desde hace décadas y que se llevó el último contrato.

 

 

Un millonario contrato nulo

 

Precisamente este último contrato está anulado por el TSJCyL porque impidió la competencia entre empresas. El pliego estaba hecho de tal manera que sólo pudo presentarse una empresa, la que tenía el servicio y que se lo volvió a llevar, dejando fuera curiosamente a un grupo especializado en transporte como Globalia, que es precisamente quien ha impulsado el proceso para anular el contrato. "El contrato ya nació con polémica y ya avisamos al equipo de Gobierno de lo que podía pasar, y lo aprobó con nuestros votos en contra" ha recordado Mateos que ha descrito el pliego era "un traje a medida de una determinada empresa". "No somos adivinos, pero los argumentos del tribunal son los que expuso el PSOe en su día. Al señor García Carbayo le molesta que le digamos que ya le avisamos de lo que podía ocurrir y ha ocurrido", ha dicho.

 

Mateos ha lamentado que el equipo de Gobierno de Fernández Mañueco se esconda detrás de la empresa concesionaria en el tema de la anulación del contrato. Como ya informó TRIBUNA, el Ayuntamiento ha desestimado presentar recurso, y en su lugar lo hará la empresa a la que le concedió el contrato. "El equipo de Gobierno nos ha asegurado que no recurre porque el recurso no prosperaría. Llama la atención que dé por sentado que hicieron las cosas mal", ha dicho Mateos, que ha lamentado que "cuando no se hacen las cosas bien, y Mañueco nos tiene acostumbrados a ello, lo que se hace es meter a la ciudad y los ciudadanos en problemas".