El PSOE propone crear la figura del Defensor del Mayor que canalice las quejas de un colectivo de 50.000 personas
Cyl dots mini

El PSOE propone crear la figura del Defensor del Mayor que canalice las quejas de un colectivo de 50.000 personas

El PSOE llevará al pleno la creación de este cargo ya existente en otros ayuntamientos. Se ocuparía de velar por los interese del colectivo de edad más numeroso de la ciudad.

El PSOE ha propuesto crear una nueva figura en el Ayuntamiento de Salamanca. Se trata del Defensor del Mayor, un interlocutor en entre la administración local y un colectivo que ronda las 50.000 personas en la ciudad con sus necesidades concretas. El objetivo es que este cargo, que no supone crear ningún puesto remunerado en el consistorio, sea quien canalice las propuestas y quejas del colectivo de edad más numeroso de la capital, los mayores de 60 años.

 

El PSOE llevará esta iniciativa al próximo Pleno de este viernes, donde se propondrá la crecación de un figura institucional del Defensor del Mayor. Una figura encarnada por una persona, elegida por consenso entre las asociaciones de mayores y los Grupos Municipales con representación, que ya funciona con gran éxito de eficacia en otros Ayuntamientos y ciudades de España y que se encargaría básicamente por velar por los derechos de las personas mayores de la ciudad de Salamanca, especialmente de las personas que están solas, y además viven en soledad, protegiéndolas, informándolas, asesorándolas y sirviendo de enlace entre ellas y el Ayuntamiento en cuanto a su relación con la Administración Municipal, canalizando sus denuncias y sugerencias.

 

El Grupo Municipal Socialista considera necesario que las personas mayores sientan que la defensa de sus derechos es importante para el Ayuntamiento de Salamanca, no en vano más de un tercio de la población en la capital, unos 50.000 habitantes, tienen 60 o más años. Muchas de ellas viven en soledad sin que tengan a nadie que les sirva de contacto con la sociedad, les informe de sus derechos, o les tramite las ayudas a las que pueden acceder o cualquier otro trámite en su relación con la administración en este caso local, por poner solo algunos ejemplos del importante papel que esta figura podría llegar a ejercer y, mucho más en una ciudad como Salamanca donde el sector de poblacional de personas mayores es mayoritario.

 

Pero, ¿cómo debe ser este puesto? La labor del Defensor del Mayor debe ser independiente y autónoma, ajena al equipo de gobierno. El nombramiento debe ser por un tiempo determinado, entre dos y cuatro años. No tendrá remuneración, pero sí podrá contar con el apoyo de una oficina, es decir, con algún personal administrativo que ayude a gestionar las solicitudes, demandas o propuestas que lleguen. Su nombre, considera el PSOE, debe salir de entre las asociaciones de mayores de Salamanca porque debe ser una persona que represente al colectivo, y debe ser de consenso.