El PSOE propone cambiar los buses urbanos de gas por una flota completamente eléctrica

El PSOE pide que se incorporen autobuses eléctricos en las sucesivas renovaciones de la flota de vehículos de transporte público en Salamanca.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha propuesto, en la sesión de la Comisión de Contratación celebrada este martes en el Consistorio salmantino, que la próxima renovación de autobuses del servicio de transporte urbano de la capital salmantina se realice con vehículos eléctricos. Una propuesta que conllevaría importantes beneficios para el medio ambiente al ser autobuses con cero emisiones de CO2 a la atmosfera entre otras muchas ventajas relacionadas con el ahorro energético, la funcionalidad, y la comodidad para los usuarios.

 

La renovación de autobuses utilizados para el transporte urbano, y según consta en el contrato que el Ayuntamiento tiene con la empresa concesionario de este servicio, se realiza cuando los vehículos cuentan con doce años de antigüedad. En base a esta cláusula o condición, tres de estos autobuses que en la actualidad están en funcionamiento, o prestando este servicio, tienen que ser sustituidos el próximo año. Renovar tres vehículos del bus urbano cuesta unos 750.000 euros y se sustituyen vehículos de gasoil por otros de gas de bajas emisiones.

 

El Grupo Municipal Socialista considera que esta es una buena oportunidad para poner en marcha esta iniciativa y renovar, de forma progresiva, la totalidad de la flota hasta dotarla de un cien por cien de vehículos eléctricos. El PSOE ya consiguió que parte de los coches de Policía Local y al servicio de concejales fueran de tecnología híbrida, incorporándolos en la última renovación de la flota.

 

Son indudables los beneficios que esta propuesta traerá tanto para la ciudad como para los usuarios del transporte público. Este tipo de vehículos suponen un ahorro energético en cuestiones de combustible, emiten cero partícula de CO2 al medio ambiente y por tanto no son contaminantes con los consiguientes beneficios en calidad medioambiental, disminución de la contaminación y hacer de Salamanca una ciudad más saludable, además de ser mucho menos ruidosos que los convencionales o los que se utilizan en la actualidad. A la eficiencia energética y la reducción de la contaminación medioambiental y acústica hay que añadir los beneficios en la funcionalidad y la comodidad para los usuarios al ser este tipo de vehículos más cómodos con arranques y frenadas más suaves fruto del uso de la tecnología eléctrica y de los componentes en cuanto a su mecánica.

 

Una de las preocupaciones del PSOE ha sido y sigue siendo el respeto por el medio ambiente y la reducción de cualquier tipo de contaminación. En este sentido el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca recuerda que ya ha mantenido esta línea de actuación  presentando iniciativas como la utilización de vehículos híbridos en las flotas de coches de la policía local o de representación oficial del Consistorio, que por cierto, ya se ha puesto en marcha por parte del equipo de gobierno municipal.

 

Los socialistas están convencido de que la disminución de la contaminación, tanto ambiental como acústica, debe ser uno de los objetivos de cualquier ciudadano y, principalmente, de las administraciones. Y este objetivo pasa porque de forma progresiva se vaya aplicando tecnología no contaminante, como en este caso, en el servicio de transporte público urbano.

 

Una iniciativa que ya se está poniendo en práctica en muchas ciudades no sólo de España sino también de Europa y que en muchos casos está teniendo coste cero para las arcas pública puesto que son muchos los programas que financian este tipo de proyectos con fondos europeos como el programa Unión Europea ZeEUS de promoción del transporte público limpio y al que ya se han acogido muchas otras capitales.