El PSOE pide un plan para controlar las escombreras ilegales de la provincia

Escombrera en El Hornillo. Foto: PP

El PSOE propone la construcción de plantas de reciclaje para materiales de obra y acabar con las escombreras en superficie.

Los socialistas han anunciado una iniciativa para crear un Plan de cooperación entre las distintas administraciones públicas coordinado por el Consorcio GIRSA que promueva la construcción de estas infraestructuras y acabar con las escombreras en superficie, especialmente las ilegales o incontroladas, y que tanto daño están haciendo al medio ambiente en toda la provincia.

 

El Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca llevará al próximo Pleno de la institución provincial una moción, para su debate y aprobación, en la que se propone que el Consorcio provincial de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos, en colaboración con el resto de administraciones públicas, coordine un Plan de construcción de plantas de reciclaje de material de construcción y derribo que ponga fin a la gran cantidad de escombreras que proliferan por toda la provincia.

 

Los socialistas consideran que la proliferación de escombreras, muchas de ellas ilegales y sin ningún control, se está convirtiendo en un gran problema para la provincia y provocando graves daños de carácter ecológico. Problemas de carácter medio ambiental a los que se suman otros de índole económica por la gran cantidad de sanciones que los Ayuntamientos tienen que afrontar debido a las multas impuestas por las autoridades por la falta de vigilancia y control. Un control y vigilancia que la mayoría de los Ayuntamientos no pueden afrontar por incapacidad, carencia de medios, u otras cuestiones que sobrepasan su capacidad competencial.

 

El Grupo Socialista estima que no es competencia de esta Diputación el control y vigilancia de las escombreras pero, y por lo expuesto anteriormente, no estaría de más su participación en estas cuestiones, y ahora que se está procediendo al sellado de estos vertederos de materiales de construcción y obras, y en colaboración con otras administraciones, incentivar y fomentar liderando un proyecto que coordinara GIRSA para  la creación de plantas de reciclaje que pusieran un final definitivo a este problema, y hacer desaparecer de manera ecológica y sostenible las escombreras que inundan que abundan por toda la provincia y haciéndolas desaparecer del paisaje natural.