El PSOE pide recuperar los cursos de natación para escolares que eliminó el Ayuntamiento

El PSOE lleva al pleno recuperar la oferta de programas de natación para escolares. El denominado “Programa Acuática”, en el que niños y niñas de entre 8 y 10 años participaban en cursos de natación en las piscinas municipales, lleva años sin convocar.

 

El grupo municipal Socialista llevará al próximo pleno del Ayuntamiento de Salamanca una moción, para su debate y aprobación, en la que se pide la vuelta de la puesta en marcha del programa “Acuática”, dirigido a los centros educativos de la capital, a partir del próximo curso escolar 2017/18 y su mantenimiento en los sucesivos a través de la asignación de una partida presupuestaria fija para ello.

 

Los socialistas recriminan al alcalde Mañueco el olvido de varios años sin ofertar a los diferentes centros escolares de la ciudad el denominado “Programa Acuática”, en el que niños y niñas de entre 8 y 10 años, participaban durante un periodo de tiempo en cursos de aprendizaje y perfeccionamiento de la natación en las piscinas municipales, durante el horario lectivo, con la oportuna autorización de sus padres o tutores legales, así como con la compañía permanente de profesorado durante la salida del centro escolar.

 

A los concejales socialistas les parece oportuno que este tipo de programas vuelvan a incluirse dentro de la oferta de la concejalía de Deportes, en coordinación con la concejalía de Educación, la Dirección Provincial de Educación y, en la medida de lo posible, también con los centros escolares de la ciudad. Una programación que debe retomarse, bien manteniendo la dinámica del pasado o reformulando aquellos aspectos necesarios para garantizar una oferta adecuada a los escolares salmantinos.

 

El PSOE mantiene que al programa Acuática, dirigido a los centros escolares de la capital, acogía en las piscinas municipales a un gran número de alumnos, niños y niñas en edad escolar, y respondía a la necesidad de ofrecer un plan de natación acorde a la demanda en este sentido dirigido al fomento y el aprendizaje de la natación y las habilidades acuáticas, con el objetivo de que los participantes adquirieran  y desarrollaran destrezas básicas en el agua en función de sus capacidades y de su edad. Demanda que sigue existiendo, al igual que la necesidad y los beneficios que contemplaba, tanto deportivos y formativos como de salud, y que el señor alcalde lleva olvidando durante muchos años.