El PSOE pide explicaciones a Mañueco por haber dado unilateralmente el permiso para el mercadillo de Anaya

Mercado de Anaya

El grupo socialista asegura que Mañueco muestra su falta de sensibilidad y coherencia con el comercio y los comerciantes locales de la ciudad de Salamanca al permitir esta feria.

 

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha solicitado al equipo de gobierno municipal del PP, encabezado por Alfonso Fernández Mañueco, información sobre su decisión, tomada de manera unilateral, sobre la autorización o permiso para la instalación de un mercadillo ambulante de casetas provisionales en el mismo casco histórico de  la ciudad. Los socialistas han solicitado el expediente o el tipo de licencia concedida, las condiciones contempladas en dicha licencia o autorización, y las consecuencias que dicha medida puede tener para el desarrollo, promoción y defensa del comercio local de la zona.

 

Los concejales socialistas han acusado al alcalde y a su equipo de gobierno de falta de sensibilidad y coherencia con el sector del comercio de la ciudad de Salamanca, en este caso, los comerciantes de la  zona centro y aledaños, que ya han trasladado su queja y malestar por el agravio, la discriminación y la diferencia de trato que están recibido en relación al recibido por los titulares de las casetas provisionales instaladas en el entorno de la Plaza de Anaya en pleno casco histórico.

 

Falta de sensibilidad y coherencia puesto que, tal y como ha recordado el portavoz del Grupo Socialista en el Consistorio salmantino, decisiones como esta, poco o nada tienen que ver con el anunciado Plan de dinamización del comercio local del que tanto alardea el señor alcalde pero que sigue teniendo abandonado.

 

Incongruencia e incoherencia tras haber tomado una decisión que contradice, y mucho, los argumentos y lo manifestado por el propio alcalde y su equipo de gobierno el pasado mes de marzo para negar el permiso de instalación de un mercadillo en el Barrio del Oeste solicitado por la Asociación de Vecinos de la zona. Por aquel entonces el señor Mañueco manifestaba que la no concesión de autorización para la instalación de un mercadillo se debía, de forma literal tal y como demuestra el comunicado emitido por el propio Ayuntamiento y que se recogía en su página web que acompaña a esta nota de prensa, “que el Consistorio considera que el fin de la vía pública no es la de ejercer actividades comerciales de carácter lucrativo”. Sin embargo, no ha habido ese problema para conceder el permiso para el mercadillo.

 

El grupo municipal Socialista quiere hacer público que va a entablar conversaciones con los comerciantes, sus representantes, y las asociaciones del sector para impulsar de manera eficiente y decidida un Plan de apoyo real al comercio local. Un sector que sigue padeciendo los efectos de la crisis, que lo sigue pasando mal y que lucha día a día por mantener sus negocios abiertos.