El PSOE exige que se consulte a la UNESCO cualquier reforma de la plaza de Los Bandos

Considera necesario contar con la opinión del organismo que concede el título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad para no tener problemas como los que sufrió en el pasado con el parking subterráneo.

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha solicitado que se curse consulta a la UNESCO antes de aprobar cualquier actuación en la plaza de Los Bandos. La petición tiene que ver con los problemáticos antecedentes de las actuaciones en esta plaza, que está dentro del perímetro protegido por la declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad y que en el pasado reciente llegó a estar en peligro por el empeño de una actuación precisamente en esta plaza, el ya descartado parking subterráneo.

 

Hace unos días, el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, descartó tener que hacer ningún tipo de consulta al organismo que concedió el título de Ciudad Patrimonio a Salamanca a pesar de los citados antecedentes. Según el alcalde, no es necesario porque el proyecto del parking actuaba en el subsuelo donde podía haber entrado en conflicto con posibles restos arqueológicos cuya presencia se descartó hace tiempo.

 

El proyecto presentado por el Ayuntamiento hace unos días supone un cambio radical en el aspecto de la plaza de Los Bandos, que perderá sus árboles en beneficio de otros de porte más pequeño y que presenta un aspecto muy diferente; el proyecto ha suscitado numerosas críticas y hasta una petición en una plataforma ciudadana para que se retire y en su lugar se proceda a una restauración de la actual plaza.

 

Los concejales socialistas consideran que esta consulta, un trámite que no está de más, ni sobra a la hora de buscar avales a la ejecución del proyecto tal y como está planteado por el equipo de gobierno municipal y despejar todas las dudas que existen sobre en relación a su configuración, funcionalidad y oportunidad, y que ha supuesto que tanto el PSOE, diversos colectivos, y una gran cantidad de ciudadanos mostrarán su oposición a llevarlo a cabo en los términos que ha planteado el señor Mañueco y su equipo de gobierno.

 

El Grupo Socialista recuerda que sigue mostrando su disconformidad con este proyecto en los términos con los que ha sido planteado por el señor Mañueco y su equipo de gobierno municipal. Un proyecto que carece de planificación, se ha presentado a bombo y platillo cuando a día de hoy no se puede ejecutar desde el punto de vista legal hasta que el Pleno, donde Mañueco no tiene la mayoría absoluta, apruebe los trámites necesarios para ponerse en marcha, que carece de transparencia y de participación ciudadana, que cuenta con un presupuesto excesivo lo que constituye un nuevo despilfarro para las arcas municipales, que incide en el modelo urbanístico que el alcalde, al que ya se le empieza a conocer como el alcalde del cemento, el granito y el hormigón, pretende imponer en Salamanca y que está reñido con la sostenibilidad y el medio ambiente.

 

Un proyecto además que no aclara las dudas que pudieran existir sobre su compatibilidad con el título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Dudas que Alfonso Fernández Mañueco no quiere despejar con su negativa a realizar la oportuna consulta a la UNESCO que el PSOE ya ha pedido sea realizada.