El PSOE exige acabar con los pasos de peatones deslizantes del casco histórico

Uno de los pasos de peatones recién pintados.

El PSOE solicita en el Ayuntamiento de Salamanca acabar con los pasos de peatones deslizantes causantes de numerosas caídas y accidentes. La pintura que se aplica sobre adoquines no consigue evitar que ciclistas, motoristas y peatones resbalen.

El grupo municipal socialista  ha reiterado su petición al equipo de gobierno municipal, en la Comisión de Policía celebrada este miércoles en el Consistorio salmantino, para elaborar un Plan que sustituya, lo antes posible, la totalidad de los actuales pasos de cebra que provocan numerosas caídas y resbalones de peatones, motoristas y ciclistas, por otros que eviten y pongan fin a los numerosos y al considerable aumento de accidentes que en este sentido se están produciendo por el material y la pintura utilizada para la señalización de dichos pasos de peatones.

 

El gran número de calles y vías públicas que presenta la ciudad de Salamanca, especialmente en zonas del centro y del casco viejo, cuya calzada se configura con adoquines lisos o cualquier otro tipo de material que no es el asfalto, está impidiendo que la señalización de pasos de cebra, efectuada con pintura, provoque caídas por resbalones y patinazos, especialmente en días de lluvia, por parte tanto de los peatones como de ciclistas y motoristas, puesto que la pintura no es efectiva en materiales que no sean de origen asfáltico.

 

En base a esto, los concejales socialistas han pedido que se sustituya la señalización con pintura de estos pasos de cebra en calzadas que no sean de asfalto, por su falta de eficacia ante los accidentes, por otro tipo de señalización que contenga diferentes materiales de construcción, tales como adoquines rugosos diferenciados del resto de la calzada, o de carácter luminoso.

 

Un cambio en los materiales utilizados para la señalización, unido a otra serie de modificaciones en su diseño y configuración en cuanto a sus medidas, evitaría los riesgos que en la actualidad se están produciendo, causa de multitud de accidentes con graves consecuencias muchos de ellos. Una medida que ya se está aplicando, y con gran éxito, en otras capitales de España con un centro urbano y casco histórico de similares condiciones al de Salamanca, donde se ha demostrado que el número de accidentes que se producían por la causa antes mencionada, se han reducido de forma considerable.