El PSOE derrotaría el PP en Castilla y León y Ciudadanos tendrá la llave del Gobierno en la Junta

El PP sólo ganaría en escaños al PSOE en dos provincias de nueve, Ávila y Salamanca, según una encuensta de Sigma Dos para El Mundo.

El PSOE ganaría las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo, por primera vez desde 1983, al Partido Popular, si bien Ciudadanos, que sería la tercera fuerza más votada con 14 escaños.

 

Así lo asegura la encuesta de Sigma Dos para El Mundo de la que se hace eco Europa Press y que sitúa al partido que lidera Luis Tudanca con una horquilla entre 29 y 34 procuradores al obtener un 33,1 por ciento de los votos. Por su parte, los 'populares' de Alfonso Fernández Mañueco, sumaría el 31,2 por ciento de los sufragios para conseguir entre 29 y 33 escaños.

 

Ciudadanos lograría un 16,4 por ciento y los mencionados 14 procuradores, mientras que Podemos tendría entre dos y tres representantes (7,1 por ciento), Vox entraría en las Cortes con dos procuradores, UPL mantendría su procurador e Izquierda Unida-Castilla y León en Marcha se quedaría fuera con el 1,4 por ciento de los votos.

 

La encuesta contempla una caída de los 'populares' de más de seis puntos y de entre nueve y 13 escaños, y una subida del PSOE de siete puntos y de entre cuatro y nueve escaños.

 

De hecho, según apunta la información del rotativo, el PP sólo ganaría en escaños al PSOE en dos provincias de nueve, Ávila y Salamanca. En las otras siete ganan los socialistas o hay empate a diputados. Con todo, los populares resisten mejor en Castilla y León que en otros de sus tradicionales feudos. Se sitúa por encima del 30% de los votos, cuando en Madrid, por ejemplo, el sondeo de Sigma Dos le daba un 21,7%. En las generales, el PP sacó a nivel nacional un 16,7% y en Castilla y León un 26,05%, señala el periódico.

 

Estos resultados de los dos principales partidos en las autonómicas tendrían su base en el comportamiento de los otros tres que aspiran a conseguir una buena representación en las Cortes regionales. Podemos se descalabra y pierde hasta nueve de sus 11 escaños, mientras que Ciudadanos sube de forma muy importante y gana nueve procuradores y Vox irrumpe con dos. Lo primero beneficia al PSOE y lo segundo y lo tercero, perjudica al PP, concluye la información.