El PSOE de la Diputación apoya la misma moción del PP que los socialistas rechazaron en el Ayuntamiento

La portavoz del PSOE en la Diputación, Carmen García, en el pleno de este lunes.

El grupo socialista apoya una moción del PP con un texto idéntico al que el PSOE municipal rechazó hace un mes por ser poco exigente. Acepta una iniciativa en la que se obvian las aportaciones de los concejales socialistas para frenar el deterioro del Hospital.

El grupo socialista en la Diputación ha protagonizado un sorprendente giro político al respaldar la misma postura para el Hospital avalada por el PP y a la que sus compañeros en el Ayuntamiento dieron el 'no' hace menos de un mes en una cuestión tan delicada como el deterioro que está sufriendo el complejo hospitalario de Salamanca, con un retraso en las obras, falta de personal y pérdida en la calidad del servicio que ha provocado manifestaciones multitudinarias. A pesar de ello, su portavoz, Carmen García Romero, ha defendido este lunes un texto que es idéntico al que rechazó el PSOE en el Ayuntamiento y ha llevado a su grupo a votar a favor. Una decisión que ha generado malestar y perplejidad en el grupo municipal socialista.

 

El PSOE en la Diputación ha dado este lunes su apoyo a una moción presentada por el PP de apoyo al Hospital. Para ello, el grupo socialista ha dado su voto a un texto presentado a iniciativa del grupo popular y cuyo contenido es idéntico al que presentó el PP en el Ayuntamiento de Salamanca el pasado día 31 de julio y donde fue rechazado por el PSOE y el resto de grupos de la oposición. Los dos textos son exactos, letra por letra y punto por punto, con una única diferencia: la línea en la que se incluyen las siglas del PSOE.

 

La moción incluye la misma justificación y los mismos seis puntos en los que se desgranan las peticiones que se hacen a la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León. De este modo, el PSOE en la Diputación aprueba un texto que el grupo municipal consideraba poco exigente y que, además, no refleja ninguna de las peticiones expresas que hizo el grupo socialista en el Ayuntamiento semanas atrás; se trata de la petición expresa de que las obras acaben en 2018 y no cuando la Junta tiene previsto, en 2019; la exigencia de las obras urgentes en el grupo electrógeno, obras en los Montalvos y otros equipamientos del actual hospital mientras se acaba el nuevo; el aumento de la plantilla, no solo su mantenimiento en los actuales niveles, para llevarla a como estaba en 2012; y establecer un máximo de 30 días de espera para consultas y pruebas diagnósticas y 6 meses para las operaciones. 

 

Según ha explicado la portavoz socialista durante el pleno, el acuerdo para apoyar esta moción viene del pasado 27 de julio y se ha estado trabajando en el texto durante toda la semana pasada. Sin embargo, el texto presentado, leído en el pleno y facilitado a los medios de comunicación es exactamente el mismo que presentó el 31 de julio el PP del Ayuntamiento de Salamanca. 

 

Entonces, el grupo de Fernández Mañueco repescó una moción de cinco meses atrás para intentar contrarrestar una moción que presentó Ciudadanos; el texto, muy crítico, recibió las aportaciones en el mismo pleno del PSOE, que la apoyó, y el respaldo de Ganemos. De este modo, la oposición 'tumbó' la moción del PP y aprobó una mucho más exigente en una decisión sin precedentes. El alcalde intentó frenar la aprobación de este texto con un receso y al proponer in extremis a Ciudadanos dejar la cuestión sobre la mesa, algo a lo que los concejales de Ciudadanos se negaron. Concejales del PSOE y Ciudadanos incluyeron en el propio pleno las modificaciones que marcaban las diferencias entre la moción aprobada y la que quería el PP.

 

En conversación con TRIBUNA, García Romero ha asumido que el texto era igual y que no había incorporado una petición como la del aumento de la plantilla, aunque dice haber tenido la documentación del grupo municipal. Ha explicado que consideraba necesario aprobar una moción sobre el Hospital tras haber quedado la cuestión sobre la mesa en el pleno de julio y que no podía apoyar la de Ciudadanos, que fue la base de la aprobada en el Ayuntamiento, porque los diputados 'naranjas' no le dieron opción al no darle a conocer el texto.

Noticias relacionadas