El PSOE critica que el Ayuntamiento ponga como excusa la crisis para limitar la participación ciudadana

Han puesto como ejemplo el fin de los alquileres de los locales de los que hacen uso las asociaciones vecinales de Puente Ladrillo y del Barrio del Oeste
El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha lamentado que el equipo de Gobierno “utilice” la crisis económica para limitar la participación ciudadana en la vida social de la ciudad.

Así lo han señalado el portavoz y la concejal del Grupo Municipal Socialista, Enrique Cabero y Soledad Murillo, respectivamente, quienes han pedido que el Grupo Popular dé “marcha atrás” en las decisiones que está tomando al respecto.

Han puesto como ejemplo que el Ayuntamiento ha puesto fin a partir del 31 de mayo al alquiler de los locales de los que hacen uso las asociaciones vecinales de Puente Ladrillo y del Barrio del Oeste.

Según han detallado, esta medida se ha tomado dentro del nuevo Plan de Ajuste a pesar de que el ahorro es “ridículo” y “mucho menor” a las rentas que paga el Ayuntamiento en otros edificios municipales y que se mantienen.

La edil salmantina Soledad Murillo ha explicado que los precios de las sedes vecinales rondan los 400 euros cada una de las dos y que estas cantidades se pueden a reducir a la mitad según han informado las asociaciones a su grupo.

No obstante, ha insistido en que el Consistorio sigue adelante a pesar de que estos colectivos realizan actividades que dan servicio a unas 3.000 personas al mes. Murillo ha animado a que se compare este coste de alquiler con el que le supondría al Consistorio a una empresa organizadora de este tipo de actividades.

El socialista Enrique Cabero ha insistido en que “se deben garantizar programas y actividades con las asociaciones vecinales” y que solo se puede hacer con sedes vecinales y centros cívicos en los barrios.