El PSOE califica de irreal el presupuesto de Mañueco porque lo que se anuncia no llega a gastarse

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca califica  como “estafa a los ciudadanos” los presupuestos del PP en el Ayuntamiento de Salamanca les ha presentado. Duras críticas por lo que consideran han sido años de desprecio a los ciudadanos.

EL ALCALDE ESPERA APORTACIONES DEL PSOE

 

El alcalde de Salamanca ha anunciado también esta mañana que espera poder contar con las aportaciones del grupo municipal socialista. Fernández Mañueco ha aludido al fluido diálogo con el PSOE, aunque ha sido en cuestiones colaterales y nunca en materia económica. "La idea es que puedan sumarse a la construcción de este presupuesto, pero son ellos y sus circunstancias políticas las que marcan sus prioridades", ha dicho.

Los concejales socialistas consideran que estos Presupuestos, con un mayor  contenido en gasto social y en la inversión que llega tarde y mal, vienen a  confirmar, tal y como ha venido denunciando año tras año el PSOE, la absoluta desvergüenza del alcalde y de su equipo de gobierno a la hora de elaborar los Presupuestos de los ejercicios anteriores donde se negó el pan y la sal a los ciudadanos y donde no había ni una pizca de compromiso social a pesar de las necesidades de los vecinos y teniendo en cuenta que la inversión es un elemento dinamizador de la economía local.

 

El PSOE lamenta que este Presupuesto sea nuevamente irreal, ficticio además de electoralista, porque lo que se presupuesta luego no se gasta, y porque está orientado a las elecciones municipales del próximo mes de mayo. El Grupo Municipal Socialista no tiene ninguna duda de que si no existiese esa convocatoria electoral, este Presupuesto hubiera sido muy distinto, lo que le convierte en un engaño y una estafa a los ciudadanos. En este sentido, los concejales socialistas se preguntan si acaso las  necesidades de los salmantinos sólo se van a producir en el año 2015, o si es que esas mismas necesidades que se pretende cubrir ahora no han existido cuando se realizaron los Presupuestos del 2012, del 2013 y del 2014.

 

Para el PSOE lo que al final subyace, y lo que realmente existe en el fondo es un desprecio al conjunto de la ciudadanía de Salamanca y una tomadura  de pelo a los vecinos. Un desprecio y una tomadura de pelo porque durante tres años los salmantinos han tenido que aguantar y soportar palo tras palo, un palo muy duro, y desde el Partido Popular, desde el equipo de gobierno municipal, y desde el propio alcalde se piensa y se cree que porque haya un año con una pequeña zanahoria se va a arreglar y van a compensar lo que ha venido despreciando, lo que le ha venido quitado a los ciudadanos por su nefasta gestión y por no cumplir con el compromiso social hacia los salmantinos.