El PSOE acusa a Mañueco de tener "problemas de transparencia" con los contratos públicos

Toribio Plaza (i) y Arturo Ferreras (Foto: Chema Díez)

El grupo socialista insiste en que el Ayuntamiento debe variar su política de contratación y evitar que las adjudicaciones se rijan por valoraciones subjetivas. 

El recurso contra el pliego de condiciones del contrato del bus urbano es solo la punta del iceberg. Al menos, así piensa el grupo municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, que acusa al alcalde de tener "problemas de transparencia" a la hora de hacer la contratación municipal. Y que insiste en que el método que utiliza el Consistorio no solo debe cambiar, sino que impide que las finanzas municipales se puedan beneficiar de mejores ofertas por la competencia entre empresas por los contratos públicos.

 

Así lo considera el concejal socialista Arturo Ferreras, uno de los más críticos con el equipo de Gobierno en el contrato del bus urbano. Para Ferreras, la noticia adelantada este viernes por TRIBUNA de Salamanca sobre el recurso de Globalia contra el pliego de condiciones para la adjudicación del servicio del bus urbano por los próximos doce años, solo pone de manifiesto cómo está haciendo las cosas el equipo de Gobierno en materia de contratación. "No puede ser que la puntuación que se obtiene depende en un alto porcentaje de criterios subjetivos. Así, muchas empresas ya saben qué nota van a tener algunas de la competencia y es complicado que nadie se presente", ha asegurado Ferreras.

 

Para el grupo socialista, la solución es negociar con el grupo popular un nuevo pliego tipo de criterios para incluir en todos los concursos para contratar desde el Ayuntamiento obras y servicios; en este nuevo pliego, se reduciría la presencia de criterios subjetivos y se ampliaría la fórmula matemática para calcular qué ofertas son las más adecuadas. "Creemos que el equipo de Fernández Mañueco tiene problemas de transparencia con los contratos públicos del Ayuntamiento", ha dicho Ferreras.

 

UN PROBLEMA QUE EL PLENO RECHAZÓ

 

El grupo socialista ya denunció antes de que saliera a contratación del servicio del bus urbano que el pliego de condiciones limitaba la competencia y apuntaba directamente a la renovación con la actual empresa concesionaria (información de TRIBUNA), que partía en situación de ventaja con respecto a posibles competidoras. En el pleno en que se debatió el nuevo pliego de condiciones, el pasado día 6 de noviembre de 2013, el concejal de contratación, Carlos Manuel García Carbayo, calificó de "criterios de adjudicación plenamente legales y ajustados a la normativa de contratación, y además, ya le digo, similares a los de otros  Ayuntamientos e incluso le superan en grado de concreción".

 

Sin embargo, en el transcurso del debate, la bancada socialista pidió poder objetivar mejor los criterios no calculables con fórmula matemática, y puso un ejemplo del propio pliego del contrato del bus. "'Se valorará el grado de conocimiento por el licitador de la red de transportes'. Es que si no lo conoce a ver cómo le hace usted un examen. 'De su adecuación a las necesidades del municipio de Salamanca, el diseño y solución propuestas por el mismo para los nuevos servicios a implantar por el Ayuntamiento y en general todas las cuestiones relativas a la red de transporte'. ¿Cómo valora usted esto a  través de una memoria? ¿Con qué criterios? ¿Dónde pone usted el 5, dónde pone 
el 10?", planteó el concejal Ferreras.

 

Esta es la situación a la que se refiere el grupo socialista y que, a pesar de ser debatida, fue rechazada por el equipo de Gobierno.