El proyecto del nuevo refugio municipal de animales costará 300.000 euros
Cyl dots mini

El proyecto del nuevo refugio municipal de animales costará 300.000 euros

Las nuevas instalaciones, cuya construcción se licitará próximamente, estarán en lo que era una antigua escombrera en la carretera de Florida de Liébana.

La nueva Oficina Municipal de Bienestar Animal de Salamanca supone un cambio de política en cuanto al trato de animales y mascotas, una nueva etapa que debe solucionar algunos de los problemas que tiene la capital con la gestión de animales. La principal, la falta de un servicio municipal de recogida acorde, lo que impide tener políticas de cuidado de animales abandonados, 'sacrificio cero' y programas de acogida. Una de las claves para paliarlo será el nuevo refugio municipal que se construirá a partir de 2020.

 

El cambio de modelo llega a tiempo para paliar este problema en la gestión de animales. En los últimos años el servicio municipal de recogida, una competencia municipal básica, ha estado en precario y ha sido complicado encontrar empresas que lo gestionaran. De hecho, durante un tiempo los animales abandonados fueron trasladados a Ciudad Rodrigo porque allí tenía sus únicas instalaciones la empresa que se encargó.

 

En primer lugar, se va a levantar un nuevo refugio y se cambiará el planteamiento, de manera que Salamanca volverá a tener 'perrera' municipal. La nueva instalación ya está en proyecto y podría estar operativa antes de 2021. La ides es construirla en el solar de una antigua escombrera detrás de MercaSalamanca, alejada de zonas habitadas por los ruidos, y con instalaciones adecuadas y adaptadas a la normativa. Incluye 80 cheniles, quirófano e incluso cementerio.

 

Las nuevas instalaciones municipales, que se construirán conforme a criterios de calidad, facilitarán la licitación del servicio de recogida, que actuará garantizando la protección y seguridad de los animales, y donde el fomento de la adopción será un factor clave. El nuevo refugio tiene asignado un presupuesto de unos 300.000 euros y, en principio, dispondrá de capacidad para 80 perros y 40 gatos, aunque podrá ampliarse si fuera necesario por el volumen de animales.

Noticias relacionadas