El proyecto de una salmantina que ha llegado a Netflix: "Es necesaria la reconstrucción del cuerpo femenino en el mundo audiovisual"
Cyl dots mini

El proyecto de una salmantina que ha llegado a Netflix: "Es necesaria la reconstrucción del cuerpo femenino en el mundo audiovisual"

A través del ojo de la profesionalidad y la mujer, Aida Méndez y Elena Lombao analizan la representación de la mujer en el mundo del cine de terror. Sus charlas han llegado a festivales de cine e incluso han analizado para Netflix 'las buenas villanas'. 

Las Bloody Girls

25 de Noviembre Día Internacional de la lucha contra la Violencia de Género. Esa violencia de género entendida más allá del plano físico o psicológico y sustentada en una sociedad patriarcal que a través del ocio, perpetúa los roles de género y que en algunos casos continúa imponiendo el papel de víctima a la mujer. El mundo del cine, a pesar de su notable y evidente evolución, sigue siendo un ejemplo de esa desigualdad existente entre hombres y mujeres. 

 

Aida Méndez García, salmantina, pero también andaluza, junto con su compañera Elena Lombao, decidieron llevar a cabo un proyecto, si bien se le puede calificar de 'revolucionario', donde se analizara la representación de la mujer en el cine de terror, un tipo de cine en el que "las mujeres suelen ser las protagonistas, pero en el que se produce una trampa, pues en la mayor parte de los casos actúan como víctimas". Comenzó como mero ocio y camino para el aprendizaje personal, posteriormente han llevado a cabo charlas, artículos, proyecciones y todo tipo de talleres. 

 

Con un objetivo claro comenzaron a trabajar, pero...¿qué se encontraron o con qué se sorprendieron ya inmersas en el proyecto? "Hemos ido investigando en función de las peticiones, además de la actualidad. Eso sí, lo que más importante nos parece a destacar es la cantidad de protagonistas femeninas que existen, pero que al final siempre actúan de víctima y además están sexualizadas. Hemos dado charlas también sobre el cuerpo de la mujer como victimizable, por ejemplo, tenemos el caso de las series procedimentales o el caso de la 'Isla Mínima', donde las víctimas que aparecen son mujeres, pero que no llegan a ser conocidas, solo se observa el cuerpo roto, o el caso también de las violaciones. En principio, es uno de los géneros que más mujeres protagonistas hay, pero al final actúa como prolegómeno", cuenta. 

 

Su investigación se lleva a cabo a través de la historia, pero sin embargo sí confirman la evolución en positivo gracias a la explosión del feminismo en los últimos años: "En los últimos años sí que es verdad que se ha producido una evolución, hay más mujeres dirigiendo películas de terror y protagonistas de muchos otros tipos, gracias a la explosión del feminismo en los últimos cinco o seis años. Históricamente se ha vinculado el cine de terror a los hombres, siendo un género presupuesto del género masculino. De hecho una protagonista mujer, víctima e hiper sexualizada daba respuesta a ese espactador masculino y además creado por hombres", comienza a explicar. 

 

"Sin embargo, desde los 90 más o menos, se empieza a observar un cambio. En los últimos 10 años podemos observar a un montón de mujeres haciendo cine de terror, precisamente con aproximaciones diferentes y hasta el momento no vistas. Históricamente se ha jugado con el terror del embarazo o de la regla; en definitiva, con el paso de adolescente a mujer, y ese terror se canaliza en mostruos. Para hacernos una idea, la chica que se convierte en hombre lobo o tiene magia...al final, esas transformaciones solo tienen que ver con los cambios de la pubertad. Esta temática ya existía, como en el caso de la 'La semilla del diablo', pero ahora se trabaja con el punto de vista más real, que es el femenino", continúa. 

 

Poniendo el foco en la lucha contra la violencia de género, ¿qué influencia puede llegar a tener el cine en este aspecto? "Especialmente a través de esa representación de víctima, es necesaria la reconstrucción del cuerpo femenino en el mundo audiovidual para luchar contra la violencia de género. Si nos damos cuenta el cuerpo desnudo del hombre aparece relacionado con la mitología, las batallas, acción...el cuerpo femenino aparece como muestra para la observación, como un objeto en definitiva, lo cual perpetúa la violencia de género. Gracias a la aparición en los últimos años de la superheroína, estos roles comienzan a cambiar, pero todavía estamos muy por detrás. No solo la mujer debe ser el objeto amoroso, a través del test de Bechdel podemos ver esta evidencia, muy pocas películas lo pasan, es decir, que aparezcan dos mujeres y no hablen de un hombre. Es algo que parece imposible, pero al final afecta a la identificación personal". 

 

 

Ahora las niñas se disfrazan de superheroínas...."Exacto, lo podemos ver en el caso de Star Wars, donde la protagonista ahora es una mujer, ya no se disfrazan de la princesa Leia, de la cual se enamoraba el protagonista, tú eres la guerrera. Gracias a ello las niñas pasan a la acción, quieren ser también protagonistas", finaliza. 

 

Su trabajo es vocacional, pero también necesario. No solo unen cine y mujer, también se centran en la literatura o el arte, abogan por la actualidad, pero también echan la mirada atrás. Muestran diferencias entre el antes y el ahora. Un trabajo magistral accesible a través de las redes sociales, pero que se transforma en profesional a través de charlas en los mejores festivales de cine. Sopresa, realidad y mucha dedicación. 

 

¿Cómo ha sido esta colaboración con Netflix? "Fueron ellos los que se pusieron en contacto con nosotras y directamente nos pidieron que habláramos de 'sus villanas'. Nosotras nos centramos el personaje de Lilith, 'la primera villana de la historia', para hablar a partir de ahí de todas 'las malas' a lo largo de la historia del cine. Especialmente, en cuanto a rasgos relacionados con la seducción o la femme fatale que no cuida de sus propios hijos. Así, vimos que las 'mujeres malas' son siempre peores que los hombres, más histéricas, más locas...perpetuando ese rol. Al mismo tiempo, también observamos la evolución del papel y reivindicamos que las mujeres también pueden ser malas, también se puede hacer una buena representación de una mala". 

¿Dónde las podemos encontrar? 

En Twitter: @LasBloodyGirls

Instagram: las_bloody_girls

Análisis para Netflixhttps://www.youtube.com/watch?v=LSSbPFcnF7Y 

Análisis para Filim: http://www.filmin.es/canal/las-favoritas-de

Podcast Tardeo, de Radio Primavera: AQUÍ

Comentarios

Azote 25/11/2020 13:35 #21
Orgulloso de una mujer Salmantina..
jan 25/11/2020 12:22 #4
Un proyecto que sin duda mejorará la vida de millones de mujeres africanas,asiaticas y de todo el mundo.
Don Pío 25/11/2020 09:50 #2
La sandez del día.
llitih 25/11/2020 02:02 #1
por supuesto nosotras somos reinas Diosas y princesas y el hombre acabará siendo un animal rendido a nuestros pies

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: