El Procurador del Común saca los colores a la Junta y el Ayuntamiento por el estado del colegio Campo Charro
Cyl dots mini

El Procurador del Común saca los colores a la Junta y el Ayuntamiento por el estado del colegio Campo Charro

Aula

El Procurador del Común pide a la Consejería de Educación y al Ayuntamiento de Salamanca que se coordinen para arreglar falta de calefacción, en instalación eléctrica o en la red de tuberías.

 

El Procurador del Común ha tenido conocimiento de las deficiencias que tenía el Colegio Público “Campo Charro” de Salamanca. Las lluvias del otoño del año pasado provocaron el derrumbe de parte del techo de una de las aulas de educación infantil, por lo que los 24 alumnos habían tenido que permanecer en el hall y en los pasillos desde entonces. Además, se habían puesto de manifiesto grietas en el edificio que comprometían su estabilidad, frecuentes cortes de luz y deficiencias en la instalación eléctrica, el mal estado de la instalación de calefacción, así como de la red de tuberías. A ello se añadía que el agua podía no ser apta para el consumo humano. Este es su desastroso estado.

 

Ante esta situación, el defensor autonómico solicitó información tanto del Ayuntamiento de Salamanca como de la Consejería de Educación. Esta puso de manifiesto que en los últimos años se habían realizado inversiones por importe de 72.000 euros y que se había tratado de reestablecer la normalidad tras las inclemencias meteorológicas. También se señalaba que, para el ejercicio 2020, están programadas unas inversiones de reparación, mantenimiento y sustitución de la cubierta por importe de 29.000 euros.

 

Por su parte el Ayuntamiento manifestó que ya en 2016 se informó del mal estado de la impermeabilización del edificio y que las obras requeridas, al exceder del mero mantenimiento del edificio, no eran su competencia, si bien reconocía que una actuación más inmediata podría haber evitado los trastornos que llegaron a producirse tanto para el alumnado como para el profesorado. En cuanto al agua, se indicó que su estado es óptimo, aunque la red de tuberías es antigua.

 

Para el Procurador del Común, las sucesivas reparaciones realizadas en la instalación eléctrica, la calefacción y la red de tuberías del centro podría ser el reflejo de la necesidad de realizar una intervención más amplia, mediante la sustitución de elementos, con objeto de eliminar unas deficiencias para las que, sin embargo, no se ha previsto ninguna inversión específica para este año 2020 y que, de existir realmente podrían comprometer el derecho a una educación de calidad en una infraestructura educativa apropiada.

 

Por ello se recuerda a la Consejería que debe velar por la correcta prestación del servicio educativo, para lo cual es necesario que las instalaciones se mantengan en las debidas condiciones, actuando en colaboración, en este caso, con el Ayuntamiento de Salamanca para concretar las deficiencias existentes en el Colegio Público “Campo Charro” y dar solución a las mismas.