El problema que continúa, pero en silencio: "No me sorprende, porque la violencia de género nunca ha sido una prioridad"

Manifestación del 8M

El tema que parecía empezar a concienciar, de nuevo ha vuelto a ocupar un papel muy secundario en los problemas que más preocupan a la sociedad. Ascensión Iglesias, Presidenta de la Asociación Plaza Mayor lo achaca al origen del problema.

La violencia de género no se ha ido, simplemente ha dejado de ser uno de los temas principales dentro de los medios de comunicación. Su consecuencia, la pandemia mundial ocasionada por el coronavirus. ¿Se han incrementado el número de casos? ¿Cómo son capaces de pedir ayuda las mujeres teniendo delante a su maltratador? La violencia de género no se ha ido, sigue presente y continúa dando miedo.

 

"El 016 dice que se ha incrementado el número de llamadas, así que con prácticamente total seguridad se ha aumentado el número de casos, pero eso no quiere decir que se incrementen las denuncias que son dos cosas completamente diferentes. Sí se llama, se pide ayuda, pero eso no siempre se transforma en una denuncia. Estamos viviendo una situación muy complicada, lo que dificulta mucho el desplazarse para ponerla, después la orden de alejamiento...y al final todo ralentiza el proceso, que en condiciones normales se haría con mucha más eficacia. No digo que no se haga, sino que resulta dificultoso llegar a hacerlo", cuenta la máxima responsable de la Asociación de Ayuda a la Mujer Plaza Mayor.

 

"En cuanto vemos una llamada de un número que no nos resulta familiar, automáticamente volvemos a llamar de una manera disimulada"

Precisamente, una situación que hace que víctima y agresor convivan 24 horas en la misma casa. "Si la convivencia resulta de por sí difícil o imposible, el hecho de estar en el mismo domicilio constantemente viviendo con él es durísimo. No hay duda que el hecho se acrecienta, añadiendo que no es tan fácil llamar cuando tienes al agresor al dado, que no te lo va a permitir. Nosotras tratamos de hacer campañas constantes a través de las redes y los medios, y en cuanto vemos una llamada de un número que no nos resulta familiar, automáticamente volvemos a llamar de una manera disimulada para intentar saber qué es lo que le está pasando. No siempre lo conseguimos, pero algunas veces sí y enseguida ponemos en alerta, en este caso nosotras, a la policía nacional o guardia civil, si es de zona rural", explica Ascensión.

 

La actualidad, el día a día, ha vuelto a silenciar los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, ¿se ha dado un paso hacia atrás? "Al final, los medios de comunicación a los que yo respeto y que nos ayudan mucho, viven y tienen que informar de la última noticia. La violencia de género nunca ha sido una prioridad, ni se le ha dado la relevancia que requería por la sociedad. Nunca ha estado en primera línea, pero si a ello se le suma la situación que estamos viviendo, el tema de la violencia de género ha vuelto a dejarse de lado. Desde dentro tratamos de darle toda la visibilidad posible, a lo mejor es lógico, pero estamos hablando de casos en los que los niños llaman, porque su madre está siendo agredida por su padre. En otro momento hubiera ocupado reportajes, hoy no y realmente no me sorprende, porque a la violencia de género nunca se le ha dado la importancia que tiene", admite.

 

La manifestación del 8M está en boca de muchos, pero hubo muchos más eventos masivos. "Hubo muchas huelgas también, con todas sus razones, de los agricultores, partidos de fútbol...y no se habla de ello. Es lo que hablábamos anteriormente, el problema de origen es que a la violencia de género no se le da importancia. Le damos importancia cuando aparece un asesinato, pero la sociedad no está concienciada de que la violencia de género es un problema brutal y una de las causas es porque las propias mujeres ocultan ser víctimas, porque en el fondo tienen un sentido de culpabilidad, piensan que les pasa a ellas porque algo no han hecho bien", asegura.

 

Esta situación, muy complicada de llevar y más difícil de solventar, ¿os da fuerza u os pone otro peso más encima? "Ni loca tiramos la toalla. Es una batalla que llevaremos hasta el final de los tiempos y no daremos ni un paso atrás. Seguiremos en la lucha, no nos desplomamos. A veces te paras a pensar en todo lo que cuesta y en los escasos resultados que se tienen, pero da igual porque con uno que tengas es suficiente. Cada vez que recibo una llamada nueva, pidiendo información o ayuda, me siento más que satisfecha. El que después de una charla, te llame una persona para mí es algo increíble, estoy abriendo mi alma, pero es la verdad y nunca voy a perder la esperanza, aunque haya una entre cien", añade Ascensión Iglesias.

 

"Nunca vamos a tirar la toalla, nunca perderemos la esperanza, aunque haya una entre cien"

 

Y para finalizar, una reflexión: "Desde el punto de vista de la salud, a las mujeres que son víctimas de violecia de género su salud se ve mermada, mucho. Por lo tanto, habría que valorar en qué situación se encuentran muchas mujeres a la hora de afrontar cualquier otro tipo de enfermedad, porque la violencia también es un problema de salud".

 

Tirando de esas esperanza, de ese lado positivo que siempre parece resurgir en momentos malos como estos, la Asociación Plaza Mayor está llevando a cabo y va a poner en marcha talleres, fomentando la corresponsabilidad en casa, formación para saber cómo hay que acoger a una víctima de violencia de género, cuáles son sus derechos jurídicos y cuáles los laborales.

 

Que haya un problema en primera línea, no oculta el resto de realidades que día a día continúan siendo una lacra en nuestra sociedad, las mujeres siguen sufriendo y siguen siendo asesinadas. La violencia de género no ha desaparecido.

 

 

 

Comentarios

Pensarlo bien 05/04/2020 10:47 #4
Mi abuela me decia que odiar era malo, y mas, cuando lo haces a colectivos amplios con los que si, o si tienes que convivir. Vosotras odiais a los hombres no se si por vuestra experiencias con ellos o por la falta de las mismas. Me inclino por lo segundo.
Pensarlo bien 04/04/2020 12:51 #3
Estoy de acuerdo con vosotras que algunos tios son unos cerdos y les deseo lo peor... Pero no es de ser menos cerdas el pensar que todos los demás somos iguales.
Lillo 04/04/2020 08:59 #2
No estoy de acuerdo, sí se le da importancia. Otra cosa es que esta asociación necesita autojustifucarse para poder seguir recibiendo recursos.
Pues el 8M 04/04/2020 08:12 #1
lo celebráteis atope. Y no olvidar que criminalizar a todos los varones va en vuestra contra,

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: