El primer 'manual de instrucciones' del español vio la luz en Salamanca
Cyl dots mini

El primer 'manual de instrucciones' del español vio la luz en Salamanca

Fachada Universidad

Una imprenta anónima de Salamanca publicó hace 529 años y un día, el 18 de agosto de 1492, la primera gramática del español. Su autor fue el filólogo y humanista Elio Antonio de Nebrija. 

El año 1492 fue interesante como pocos: terminó oficialmente la Reconquista con la capitulación de Granada, Colón descubrió un Nuevo Mundo y Elio Antonio de Nebrija publicó la primera gramática del español. El 'manual de instrucciones' del español salió de una imprenta anónima de la "muy noble ciudad de Salamanca" el 18 de agosto de aquel lejano año, hace exactamente 529 años y un día. Desde entonces, el estudio del español y la Universidad de Salamanca están estrechamente unidos.

 

Según revela la Biblioteca Nacional de España, donde se conserva uno de los ejemplares, el proyecto salió adelante gracias al mecenazgo de Juan de Zúñiga y al empeño de Nebrija, quien llegó a la conclusión de que "es necesario aprender el castellano para estudiar el latín, pues, al fijarse sus reglas, se evitaría que el proceso natural de corrupción lo alejara más de éste". La 'Gramática' fue vital para 'construir' el idioma castellano tanto en España como en América. Su contenido, escrito en 1492, no dista mucho del de cualquier libro de texto actual. Un ejemplo: "el gerundio en la primera conjugación formase del presente de infinitivo mudando la R final en N y añadiendo DO como de amar amando, de enseñar enseñando". 

 

La de Nebrija fue, según la Biblioteca Nacional, "la primera gramática de una lengua vulgar que se imprime en Europa, en una época en la que todavía no se consideraba el castellano como «lengua de cultura»". El Diccionario Biográfico Electrónico de la Real Academia de Historia añade que esta obra "se adelantó treinta y siete años a la primera gramática italiana de Trissino, cincuenta y ocho a la primera francesa de Meigret y cuarenta y cuatro a la primera portuguesa de Oliveira", aunque en su momento parece que no se le dio demasiado bombo (no se reimprimió hasta 1744, de acuerdo a la Biblioteca Nacional).

 

La Gramática se divide en cinco libros ('Ortografía', 'Prosodia', 'Etimología', 'Sintaxis' e 'Introducciones de la lengua castellana para los que de extraña lengua querrán deprender') y su prólogo, explica el Diccionario Biográfico "encierra su programa, que se puede reducir a los siguientes puntos: Primero: cuando la Corona española se extienda por otras regiones u otros países y tengan “necessidad de nuestra lengua, si no vienen desde niños a la deprender [...] podranla más aina saber por esta mi obra”. El segundo punto es aún más tajante: "la lengua es compañera del Imperio. Tercero: la lengua está al servicio de la unidad de la nación". Y finalmente "cuarto: fijar el uso del español para que, evitando posteriores cambios, pueda servir a la unidad nacional. Quinto: la lengua debe ser el vehículo fiel de transmisión a la posteridad de las hazañas y glorias culturales presentes".

 

Nebrija escribió estas líneas casi dos meses antes de que Colón llegase a América y el español se convirtiese en la lengua que es hoy: un idioma hablado por unos 400 millones de personas y asentado en una gramática con más de cinco siglos de historia.